Educación
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Remarcan el sentido social de la ciencia

Piden mantener las inversiones en investigación desde el Estado y su articulación con el desarrollo industrial.

"La comunidad científica entendió que el conocimiento que producen los científicos debe responder a un proyecto de país. El tema del recorte presupuestario es un disparador que se articula con un proceso de desindustrialización", advierte Diego Hurtado, físico y especialista en innovación y gestión de la tecnología, e historia de la ciencia en la Argentina.

Hurtado participó del 11 al 13 de noviembre en el congreso de ciencia, universidad y sociedad "Ciencia crítica y crítica de la ciencias", reunido en la ciudad de Córdoba.

Integraron las mesas de debates Daniel Filmus, diputado del Parlamento del Mercosur; Diego Hurtado, doctor en Física (UBA) y especialista en innovación y gestión de la tecnología, e historia de la ciencia; Walter Robledo, ministro de Ciencia y Tecnología de Córdoba; Sonia Torres, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Córdoba, y Mirta Iriondo, de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación, de Córdoba; entre otros.

En tanto, Pablo Facundo Garcia, doctor en química de la universidad nacional de Córdoba y uno de los miembros de los científicos autoconvocados. cuenta que "cerca de 200 compañeras y compañeros nos reunimos, llegaron de Santa Fe, Rosario, San Luis, Villa María, Río cuarto, Córdoba capital, entre otras".

En el encuentro, agrega, "se debatió en talleres sobre hábitat, género, tecnologías, orientación gremial, desarroll o, medios, educación y política científica".

Ingresos postergados

También explica que "luego del primer encuentro, en junio último, en Avellaneda, buscamos organizar un frente nacional de lucha Recién hace unos días se efectivizaron los llamados a ingresar en la carrera de investigador realizados en 2014, eran 800. Todavía no están los resultados de 2015 y no se sabe cuándo será la convocatoria de 2016", señala el docente.

"La desinversión en el sector se refleja porque al observar el presupuesto para Ciencia y Tecnología, finalmente elevado por el gobierno para 2017, es significativo el grave retroceso. Los 1.280 millones que se sumaron a último momento como una compensación dejan a la función ciencia y técnica 3.000 millones de pesos por debajo del mínimo indispensable para repetir el presupuesto 2016, indica el investigador Hurtado.

"Una Nación industrializada —agrega— necesita de ciencia y tecnología. Pero advertimos que ahora hay una semejanza a lo ocurrido en los años 90, cuando se cerraban escuelas técnicas e industrias, lo que lleva a que la juventud no estudia ingeniería. El actual proyecto no tiene en cuenta a la ciencia y tecnología".

"Sin industria local y sin inversión en ciencia y tecnología, ¿de qué van a trabajar los futuros ingenieros y científicos que hoy estudian en las universidades argentinas?", advierte y se pregunta el investigador.

Comunidad concientizada

Pero, Hurtado resaltó la gran movilización que emprendieron los científicos argentinos en defensa de una política en el área. "Antes, la ciencia estaba desvinculada de los contextos económicos. Y entre 2013 y 2015 se emprende una batalla cultural, no sólo una mayor inversión en ciencia, un crecimiento de la población de investigadores y los mejores edificios y equipamientos, lo fundamental fue el vincular a la mentalidad científica con un proyecto de país", dice.

"Muchos jóvenes podrían quedar sin trabajo. La comunidad científica, creció mucho, está concientizada y dispuesta a no dejarse pasar por encima". Hay gente que eligió la carrera científica porque en Argentina apostaba a las ciencias. El gobierno actual si ataca al sector pagará un costo altísimo y estaremos en la calle, tomaremos el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). No se trata de un problema de interpretación política, es cuestión de marchar a la pobreza o al desarrollo, más allá de lo partidario".

También remarca el profesor de la Universidad Nacional de San Martín que "fue el actual ministro de Ciencia y Tecnología, José Lino Salvador Barañao, quien impulsó desde el gobierno anterior el proyecto de desarrollo, y que el actual presidente lo dejó salir porque era bueno el plan".

En tanto, los autoconvocados remarcan "¿Qué es más propio del trabajo científico que el contribuir a la apertura de nuevos campos de experiencia, llamar la atención sobre objetos y sujetos nuevos, participar en la construcción política de la comunidad?

Para Agustín Prospitti, profesor e investigador de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Rosario: "A un pais especializado en servicios no le hace falta invertir en ciencia y en conocimiento propio, se llega a la dependencia".

El docente remarca que "además del recorte presupuestario y las consecuencias en el trabajo de los investigadores, se está recortando la decisión de aplicar una política pública a la ciencia, fundamental para apostar al desarrollo social y humano que tenga como principal objetivo la justicia social".

Córdoba 2


Piden que el emprendedorismo no sea una competencia salvaje

El investigador Facundo García señala que "mientras algunos dicen que el sistema científico es inviable, entregan becas para impulsar al emprendedorismo, una competencia salvaje y capitalismo. Tras 10 o 12 años de estudiar para cursar una carrera que es bancada por todos, se termina como un laburo empresarial".

"El sector privado no hace investigación y desarrollo, salvo algunas grandes empresas como Monsanto o las mineras, pero sin un proyecto nacional", advierte.

Admite que "cuando el emprendedorismo surge desde las universidades, como incubadoras de empresas, tiene un respaldo y acompaña ciertos proyectos, industriales o tecnológicos. Pero lo demás es salvaje, como privado, implica que el investigador tenga que invertir, tomar prestamos y se termina como un doctor en física que no hace ciencia e investiga con un fin social".

Por otra parte, su colega Hurtado resalta que "emprendedorismo es un término que en los años 90 impulsaba el éxito individual en un escenario de disgregación social y económica. Hoy se intenta resucitar el emprendedorismo para promover una actitud voluntarista, desconectada de la realidad socioeconómica.

Para Prospitti, el emprendedorismo tiene sentido desde una política de desarrollo nacional, no como una salida individual"..

Comentarios