El Mundo
Jueves 28 de Julio de 2016

Religiosos piden más protección

Líderes religiosos franceses reclamaron al presidente François Hollande mayor seguridad para los templos, luego de que el martes un anciano cura fuera degollado por un comando terrorista islámico.

Líderes religiosos franceses reclamaron al presidente François Hollande mayor seguridad para los templos, luego de que el martes un anciano cura fuera degollado por un comando terrorista islámico.

El jefe de la gran mezquita de París, Dalil Boubaker, solicitó que "los centros de culto judíos, cristianos, musulmanes, sean objeto de una mayor atención" porque incluso "el más humilde es también objeto de agresión", en referencia a la iglesia de Saint- Etienne du Rouvray, donde se produjo el atentado. Cerca de 700 escuelas judías y sinagogas tienen protección, luego de años de atentados antisemitas, muchos de origen islamista. También las 2.500 mezquitas que hay en Francia reciben custodia. Ahora se deberán sumar las más de 4.500 iglesias católicas. Boubaker calificó de "sacrilegio blasfemo" el asesinato del párroco Jacques Hamel y subrayó que es un acto "al margen del islam que todos los musulmanes de Francia rechazan". El presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, André Vingt-Trois, llamó a los católicos a evitar la tentación de la venganza. La relación particularmente armoniosa entre nuestras diferentes religiones en Francia es un recurso importante para la cohesión de nuestra sociedad".

Mientras, el Estado Islámico difundió un video de los dos asesinos del padre Hamel. Los jóvenes prometen fidelidad al EI o Isis. Hablan fluido árabe, muestran una bandera del Isis y citan al "califa" Abu Bakr al-Baghdadi. Uno de los terroristas, un francés de origen argelino de 19 años, Abdel Kermiche, tenía antecedentes psiquiátricos. Un joven de su barrio contó: "Hablaba sobre el islam, decía que iba a hacer cosas como ésta. Pero no le creí". Los nombres de ambos provistos por el Isis son Abu Jaeel al Hanafi e Ibn Omar.

Comentarios