Policiales
Jueves 06 de Octubre de 2016

Redujo a los tiros a dos ladrones en su propia casa

Mario Arce tiene 44 años y una vida muy dura. Le desvalijaron varias veces la casa, uno de sus hijos recibió siete tiros y sobrevivió de milagro, y anteanoche, se topó con el portón de su vivienda de la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe violentado. Entonces buscó debajo del asiento de su vehículo un arma de fuego y encaró decidido hacia la casa.

Mario Arce tiene 44 años y una vida muy dura. Le desvalijaron varias veces la casa, uno de sus hijos recibió siete tiros y sobrevivió de milagro, y anteanoche, se topó con el portón de su vivienda de la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe violentado. Entonces buscó debajo del asiento de su vehículo un arma de fuego y encaró decidido hacia la casa.

"Apenas entro, veo que por el fondo salen corriendo dos pibes y me los choco. Forcejeamos y logro reducir a uno en el suelo. Enseguida apareció su compinche para rescatarlo. Entonces hice dos disparos al aire hasta que los reduje a los dos", relató el hombre al diario El Litoral.

Demora. Enseguida la esposa de Mario llamó al 911. "Demoraron como media hora en venir. A mí se me hizo una eternidad", dijo el hombre. Cuando llegó la policía el comerciante entregó a los ladrones, un adolescente de 17 años y un muchacho de 21.

Arce también entregó a los efectivos la pistola con la que efectuó los disparos y las credenciales que acreditan su titularidad y la legitimidad para el uso de la misma, las cuales se encuentran vigentes.

En el final de su relato, el hombre sostuvo con vehemencia: "En un año me saquearon la casa por completo. El fruto de 25 años de trabajo lo he perdido en un abrir y cerrar de ojos. Todos te dicen «y bueno... ya lo vas a recuperar». Mentira, no recuperás nada".

Comentarios