Información Gral
Martes 04 de Octubre de 2016

Recuerdan una masacre de estudiantes en 1968

Miles de personas marcharon en la Ciudad de México para conmemorar el 48 aniversario de la matanza estudiantil de 1968, en una manifestación pacífica en la que abundó la crítica al Estado y un nuevo pedido de renuncia al presidente.

Miles de personas marcharon en la Ciudad de México para conmemorar el 48 aniversario de la matanza estudiantil de 1968, en una manifestación pacífica en la que abundó la crítica al Estado y un nuevo pedido de renuncia al presidente Enrique Peña Nieto, quien vive sus horas más bajas de popularidad.

Bajo el lema "No olvidamos. De Echevarría (ministro de Interior en 1968) a Peña Nieto, juicio y castigo a los responsables de crímenes de lesa humanidad", la protesta comenzó desde la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco con un ofrenda al memorial y una danza azteca en honor a los fallecidos aquel fatídico 2 de octubre.

"A Peña Nieto le exigimos que escuche a su pueblo y renuncie por dignidad y porque el país se está yendo a un calabozo sin salida", sentenció a Efe el representante de Comité 68 -la entidad que convoca cada año la marcha- Romeo Cartagena, quien denunció una "guerra contra el pueblo" orquestada desde los gobiernos. Hace 48 años tuvo lugar en esta plaza la intervención del Ejército por órdenes del presidente Gustavo Díaz Ordaz contra un grupo de estudiantes.

Según la versión oficial, murieron 37 jóvenes, pero organizaciones de la sociedad civil aseguran que la cifra de muertos y desaparecidos fue de centenares, ya que había miles de estudiantes concentrados en esa plaza cuando los militares los reprimieron a tiros.

"Fue una masacre del gobierno", aseguró Jorge Gaitán, de 65 años, un sobreviviente que era adolescente cuando ocurrió la tragedia y dijo protestar cada año para que sus compañeros "no murieran en balde". Durante la marcha se escucharon cánticos como "2 de octubre, no se olvida" o "68, presente, digno y combatiente", que se acompañaron de varios lemas contrarios al presidente como "¡Fuera Peña!" o "Che, Che, Che Guevara, ¡y Peña Nieto a la chingada!".

Si bien son habituales en este tipo de marchas la críticas al Estado y al mandatario de turno, Peña Nieto padece según encuestas una aguda crisis de popularidad debido a sucesos como la visita de Donald Trump al país o la escalada de homicidios y desapariciones, como la de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, además del creciente flagelo del narcotráfico que agrava el cuadro de extrema violencia y la violación de derechos humanos que constantemente denuncian organismos nacionales e internacionales. En la marcha tampoco faltaron padres de estos 43 jóvenes, que fueron recibidos al grito de "¡No están solos!", estudiantes de varias escuelas normales así como asociaciones campesinas y estudiantiles.

Comentarios