Ovación
Miércoles 18 de Mayo de 2016

Recorrido por las entrañas del Atanasio Girardot

Ovación caminó por los rincones del imponente estadio en el que el Canalla buscará mañana seguir con vida en la Copa.

Pensar que se viaja y se juega es un error conceptual muy grande. Cada partido fuera de Rosario implica para los clubes un trabajo de preparación ardua. Más aún en el exterior, donde desde el clima, el lugar, la comida y hasta los pormenores de los traslados conforman un abanico de actividades que obliga a llegar antes.

   Por eso una avanzada auriazul trabajó ayer desde temprano en el Atanasio Girardot. Un escenario imponente. Por fuera y por dentro. Enclavado en un polo deportivo en el corazón del barrio Estadio. El que hoy recibirá a Central para realizar en entrenamiento por la tarde. El que mañana palpitará con vértigo cuando se dispute el partido decisivo.

   Ayer, un rato antes del mediodía, la cortesía colombiana se extendió de par en par para que el directivo canalla Eduardo Bossio ajustara la logística de los movimientos del plantel durante su estadía en Medellín. Y junto a él estuvo Ovación. Recorriendo el corazón de un escenario moderno al que constantemente le están haciendo actualizaciones y refacciones.

   Ingresar al campo de juego devuelve la primera sorpresa. Toda una línea de plateas bajas está abierta a la cancha, sin ningún tipo de barrera. Como en varios estadios de Europa: "Apaaaaa, mirá, mirá", exclamó Bossio ante el asombro de comprobar que los plateístas que ocupen ese lugar serán privilegiados. Y sí. Impensado en la Argentina. Pero no en Colombia. "Estas remodelaciones en el sector de plateas fueron implementadas en el Mundial Sub 20 de 2011", relata Mauricio Peña, responsable de la seguridad del Girardot.

   Consultado sobre si los hinchas de los conjuntos de Medellín nunca invadieron el campo durante el transcurso del partido, Peña responde: "No, para nada, mire, aquí estamos siendo filmados por un servicio integral de videocámaras por el cual se detecta todo, y además existen normativas muy rigurosas de sanción". Pero ante la insistencia periodística incrédula de que todos hayan resistido a la tentación de caminar hacia la cancha, el uniformado dio detalles: "Mire, aquí hay una ley del fútbol que es muy rigurosa, que establece hasta tiempo de cárcel para aquel que quebrante la ley. Aquí saben que las normas se cumplen o se cumplen". Quedó claro.

   Mientras unos operarios se encontraban trabajando en el trazado del campo de juego, que exhibe un césped muy corto, pero corto de verdad, por lo que se presume que la pelota tendrá una velocidad importante, más cuando sea regado horas antes del partido.

   "Allí irán los hinchas argentinos, en ese sector", acota Peña, señalando la cabecera norte, al tiempo que le indica a Bossio el lugar donde está el palco para los directivos canallas, aledaño al sector de las cabinas y pupitres para la prensa.

   Tras caminar con gusto por la cancha, la invitación deriva a conocer el vestuario visitante, que reúne las comodidades con cada espacio para cada jugador, un jacuzzi grande en un espacio amplio, un salón con césped sintético para desarrollar los movimientos precompetitivos, una oficina para el cuerpo técnico, otra sala de estar con una heladera de bebidas, un espacio aledaño con duchas con otro lindero de baños. Todos integrados a manera de un amplio departamento.

   Dicho vestuario cuenta con dos accesos bien diferenciados, uno que da directamente al garaje por donde accederá el micro y un vehículo más desde el exterior y el otro que deriva en la arcada por donde se accede al campo de juego, es decir con una zona denominada mixta muy pequeña para así mantener la intimidad del plantel y delegación. El directivo de Central fue monitoreando cada sector con anotaciones y filmaciones para informar hoy al cuerpo técnico canalla, ya que no quieren dejar nada librado al azar.

   Previo al ingreso del vestuario se encuentra el consultorio del control antidóping, mientras que del otro lado del acceso al campo se dispone el vestuario local y el de los árbitros.

   Bossio también cronometró el viaje desde el hotel San Fernando Plaza, donde definitivamente se alojó Central, hasta el estadio, lo que arrojó un tiempo de alrededor de 40 minutos, en virtud del gran tránsito que existe, más aún cuando llega la tardecita porque el periplo obliga a circular por la zona céntrica.

   No obstante, hoy volverá a ser medido el tiempo del traslado cuando el equipo canalla vaya a cumplir con el entrenamiento, aunque los cálculos ya fueron fijados por una empresa que diagramó la estadía y los desplazamientos del plantel. La que fue cotejando con el directivo auriazul desde la salida del hotel hasta su llegada al estadio.

Finalmente se alojaron en el sector del Poblado

Central se iba a alojar originalmente en un hotel ubicado muy cerca del aeropuerto de Medellín, a unos 50 minutos del estadio, pero la realización de varios eventos deportivos que transcurren en simultáneo motivó que por la cantidad de huéspedes no contaran con las condiciones de tranquilidad buscada. Por tal motivo retomaron el plan inicial y se alojaron en el San Fernando Plaza, en el sector residencial del Poblado, donde seguramente esta noche los hinchas del Atlético Nacional harán ruido con pirotecnia para perturbar el descanso canalla.

Canallas, a comprar los tickets

Los canallas que lleguen hoy a esta ciudad colombiana podrán adquirir los boletos para el desafío de mañana en el estadio Atanasio Girardot, ya que se larga la venta de entradas, que será únicamente en Medellín. El expendio será en hotel Dann Carlton (Carrera 43 N° 7-50) y el horario previsto será desde las 14 a 19.

   Mientras que cada entrada popular tiene un costo de 30 dólares y no aceptarán pesos argentinos.

Un directivo prepara el terreno

El directivo Eduardo Bossio llegó vía Panamá en la noche del lunes. Pero ayer desde muy temprano comenzó su tarea para el club. Aunque de una manera muy particular. Porque no necesitó desayunar debido a que Sabrina, la nutricionista de Rosario Central, lo hizo probar las diferentes comidas para comenzar a definir el menú que tendrá el plantel durante su permanencia en el país cafetero. "La verdad que no necesité desayunar, porque tuve que ser el tester de diferentes cosas y terminé lleno hasta con cosas que nunca como a la mañana. Viste que cada país tiene sus particularidades, fundamentalmente en frutas y agregados", contó risueño. Aunque destacó que lo que más le gustó fue una omelette, que espera puedan disfrutar hoy los jugadores en el desayuno.

   En cuanto a su rol más específico, comentó que "la implementación de la logística del viaje parece un dato menor pero no lo es, por eso trabajamos con antelación en la definición de los pasos a dar y en esto es importantísima la opinión del cuerpo técnico, que nos guía y orienta en la resolución de las cosas".

   "Las condiciones del traslado y del alojamiento son vitales y no es sencillo resolverlas, porque en ambos aspectos debimos hacer modificaciones. Ahora estamos ajustando tiempos y requisitos para movernos acá en Medellín, por supuesto con un reporte constante con el profesor Colman en varias cuestiones vinculadas al trabajo que el plantel tiene que hacer aquí previo al partido", narró Bossio.

   "El estadio es hermoso y la gente aquí nos recibió con gran amabilidad, ahora esperemos que nos parezca todo más lindo el jueves cuando termine el partido", acotó el directivo.

"Es mentira que no prestamos la cancha para que puedan entrenar"

El administrador del estadio Atanasio Girardot, Andrés García, señaló que es falso que no se ceda la cancha a los equipos extranjeros para entrenar en la previa de un partido por Copa Libertadores y así le pidió a este diario que se aclare este malentendido que surgió con Huracán en la fase anterior.

   "Este es un estadio de Medellín, dependiente del ayuntamiento, no es de un club en particular, aquí juegan los equipos de la ciudad, por eso quiero solicitarles que informen que cuando un equipo extranjero debe jugar aquí tiene derecho a entrenar, además de reconocerlo, porque con Huracán alguien dijo que no se le permitía entrenar y eso fue falso", dijo enfáticamente García.

   En charla con el directivo de Central el funcionario le garantizó todas las comodidades para que hoy puedan practicar desde las 18.30 "el tiempo que necesiten", de la misma forma que le aclaró que por tratarse de temporada de mucho calor en Medellín rige una política de consumo energético y si bien no serán encendidas todas las luces del estadio, "sí dispondrán de la necesaria para trabajar sin inconvenientes, porque el potencial lumínico de este estadio es excelente", añadió.

Comentarios