La ciudad
Lunes 27 de Junio de 2016

Recorrerán los súper para ver si acatan la conciliación

El Ministerio de Trabajo inspeccionará locales para determinar si las empresas cumplen la medida que los obliga a reincorporar trabajadores

Faltan seis días para que la ley provincial de descanso dominical entre en vigencia en Rosario. El clima es de tensión por los despidos que las grandes cadenas nacionales de supermercados efectuaron la semana pasada y el anuncio de que no acatarán la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo y los obliga a dar marcha atrás con la medida. Desde la Asociación Empleados de Comercio adelantaron que hoy acompañarán a los inspectores de la cartera a constatar si las empresas reincorporaron a los trabajadores que había recibido telegramas. Hasta ayer, la única que había acatado la resolución Ministerial había sido Carrefour.

Ayer fue el último domingo que los supermercados de más de 1.200 metros cuadrados pudieron tener abiertas su puertas. Es que de acuerdo con la ordenanza aprobada en marzo pasado por el Concejo, a partir de julio comienza a regir en Rosario la ley 13.441, que establece que esos comercios no podrán trabajar los domingos ni los feriados. En las últimas semanas, Coto, Carrefour, Libertad y Jumbo realizaron presentaciones judiciales para evitar que la normativa fuera aplicada. Las que fueron resueltas no prosperaron.

A fines de la semana pasada, estas grandes cadenas despidieron a 131 trabajadores y por eso el Ministerio de Trabajo provincial se convocó a una audiencia en la que fue dictada la conciliación obligatoria por 15 días hábiles, es decir, hasta el 15 de julio.

"La conciliación fue dictada el viernes y las partes fueron notificadas ahí mismo. Hasta ahora tenemos conocimiento de que Carrefour acató y reincorporó a los 55 trabajadores despedidos", explicó el secretario de actas de la Asociación Empleados de Comercio, Walter Pereyra, quien adelantó que hoy recorrerán las empresas junto con inspectores del Ministerio de Trabajo para determinar si están acatando o no la resolución de esa cartera.

El viernes, tras el dictamen ministerial, desde la Asociación de Supermercadistas Unidos (ASU) anunciaron en una conferencia de prensa que no iban a acatar la resolución aunque les impusieran sanciones. "Por ahora son dichos periodísticos de los que nosotros no nos vamos a hacer eco. Hay que documentarlo a través de inspectores del Ministerio para ver si es así o no. La conciliación se rompe cuando se constata que los trabajadores no ingresaron a sus puestos de trabajo", remarcó Pereyra.

"Es una falta de respeto y ética hacia las instituciones y hacia la ley. Si las cadenas de Rosario no despidieron gente ni amenazaron con hacerlo y rediagramaron los días de descanso, no se comprende qué es lo que buscan estas empresas multinacionales o nacionales", sostuvo el gremialista, en referencia a empresas como La Gallega, Dar o La Reina.

Desde el gremio remarcaron que no hay medidas previstas para esta semana. "Nos enmarcamos en la ley y acatamos la conciliación. Si en las inspecciones vemos que las empresas no están cumpliendo, veremos qué acciones sindicales tomamos", dijo Pereyra.

Comentarios