Edición Impresa
Sábado 06 de Septiembre de 2014

Reclamo santafesino por la ganadería

El Ministerio de la Producción y entidades criticaron con dureza las políticas oficiales.

El sector agropecuario nacional transita días movidos con reclamos y disputas de diferente índole que le agregan tensión a un escenario complicado por la baja de los precios internacionales de la soja y la persistencia de algunos fenómenos de orden interno, como la inflación y las incógnitas que plantea para muchos el futuro cercano y mediato del tipo de cambio.

En tanto, según la consultora FyO nieblas, neblinas y lloviznas provocaron una abundante humedad atmosférica en gran parte de la región pampeana, con una situación particularmente hostil para el sur de Buenos Aires donde aún se nota el efecto de la sobreabundancia de agua del único evento pluvial destacado de agosto.

Como pocas veces había pasado hasta ahora, desde el gobierno de Santa Fe salieron a reclamarle al Poder Ejecutivo nacional respecto de las políticas oficiales hacia el sector, con las flechas apuntando mas que nada a la actualidad de la ganadería, una actividad clave para la provincia.

Esta semana, se difundió un duro documento elaborado en conjunto por el Ministerio de la Producción y representantes de distintos eslabones de la cadena de la carne en el que se cuestiona la decisión del gobierno nacional de cerrar el mercado externo ganadero, y se manifiesta la "preocupación" por la ausencia de una política ganadera previsible y estable a largo plazo.

Suscribieron el documento, además de la cartera de la Producción provincial, entidades como la Sociedad Rural Argentina, Carsfe, Coninagro, el Colegio de Ingenieros Agrónomos 1ª circunscripción, Friar SA, Sindicato de la Carne, y el Colegio de Médicos Veterinarios 1ª y 2ª circunscripción. Todos habían estado reunidos la semana pasada con el ministro Carlos Fascendini.

"La situación de la producción de la carne vacuna muestra la necesidad de una política estratégica y una planificación integral para el desarrollo del sector, porque con las actuales políticas perjudican a los productores, los trabajadores, las industrias frigoríficas exportadoras, y los consumidores finales", reveló el documento.

Lechería. Otro sector que arrastra problemas es el de la lechería, con valores promedio en julio de 3,12 pesos por litro en tranquera. El alivio llegó, no obstante, por la destrucción del precio interno del maíz que sirve de alimento a la lechería, según datos del Ministerio de la Producción de Santa Fe. "Desde abril pasado el precio de la leche que reciben los tamberos viene decreciendo en términos reales, pero ero medido en moneda maíz la situación es diferente", indicó el sitio Valor Soja.

El precio promedio ponderado de la leche cobrado por tamberos de Santa Fe fue en julio de 3,12 $/litro. En tanto que el mes pasado se necesitaron en promedio 2,75 kilos de maíz para comprar un litro de leche, "un nivel 23 por ciento superior al registrado en julio de 2013".

La mejora del precio relativo de la leche es producto del derrumbe que registra el maíz en el mercado internacional combinado con el recorte adicional interno generado por el derecho de exportación del 20 por ciento vigente sobre el cereal.

Monsanto. También esta semana se concretó una denuncia contra Monsanto ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por parte de productores, multiplicadores y acopiadores de soja, que entienden que la empresa impone exigencias en sus contratos de venta "que pueden constituir potenciales herramientas de concentración".

Comentarios