Policiales
Sábado 25 de Junio de 2016

Reclamo ante la Cidh por "Monchi Cantero"

La defensa de Ramón Ezequiel Machuca, alias "Monchi Cantero", uno de los considerados líderes de la banda de Los Monos, detenido hace diez días en la Capital Federal y preso en la cárcel de Coronda, presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) una denuncia contra el Estado argentino y la provincia de Santa Fe, y específicamente contra el Secretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Seguridad de la provincia, Pablo Cococcioni, por la "manifiesta violación de los derechos humanos" de su cliente ya que el mismo "se encuentra alojado en una celda de aislamiento desde su ingreso al penal de Coronda".

La defensa de Ramón Ezequiel Machuca, alias "Monchi Cantero", uno de los considerados líderes de la banda de Los Monos, detenido hace diez días en la Capital Federal y preso en la cárcel de Coronda, presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) una denuncia contra el Estado argentino y la provincia de Santa Fe, y específicamente contra el Secretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Seguridad de la provincia, Pablo Cococcioni, por la "manifiesta violación de los derechos humanos" de su cliente ya que el mismo "se encuentra alojado en una celda de aislamiento desde su ingreso al penal de Coronda".

En ese marco, los abogados Fausto Yrure y Carlos Edwards, solicitaron a la Cidh una medida cautelar "a fin de que se disponga el cese del aislamiento y su traslado a un pabellón común de la cárcel para evitar así la responsabilidad internacional del Estado argentino por la violación de los derechos y garantías que consagra la Convención Americana sobre Derechos Humanos".

En un buzón. Machuca, dicen los abogados, "se encuentra alojado en una celda individual, conocida en la jerga carcelaria como buzón en el cual sólo tiene un agujero en el piso para hacer sus necesidades, una pared manchada completamente con sangre seca y una canilla pequeña empotrada en una pared que sólo suministra agua fría, por lo que no puede higienizarse. Y además no cuenta con ningún utensilio para poder comer, por lo que debe hacerlo con las manos".

Dicho aislamiento, sostiene el escrito "fue decidido unilateralmente por el Servicio Penitenciario, careciendo de facultades legales para ello en razón de que a nuestro defendido no se le ha aplicado ninguna sanción disciplinaria y sin que se dictara ninguna resolución judicial para ello".

En realidad, "el aislamiento al cual se lo somete a nuestro cliente no tiene una finalidad de seguridad como se pretende hacer creer sino de verdadero castigo, convirtiéndose en una pena cruel, degradante e inhumana; se han encarnecido con nuestro cliente al alojarlo ilegalmente en una celda individual".

Jurisprudencia. Asimismo, los abogados recuerdan que el sistema interamericano de derechos humanos se ha pronunciado sobre el régimen de aislamiento al sostener que "se prohibirá, por disposición de ley, las medidas o sanciones de aislamiento en celdas de castigo". Y en consonancia con ello la Cidh ha resuelto que "el aislamiento en celda reducida, sin ventilación ni luz natural y con las restricciones al régimen de visitas constituyen formas de tratos crueles, inhumanos o degradantes".

Finalmente, Edwards e Yrure anunciaron que también elevarán a la Cidh otra denuncia "por las gravísimas irregularidades que se produjeron en la causa en la cual se le imputa la jefatura de una asociación ilícita a Machuca, en razón de haberse violado la garantía constitucional a contar con un juez imparcial, atento la manifiesta parcialidad evidenciada por el anterior juez instructor, Juan Carlos Vienna".

Comentarios