Policiales
Martes 10 de Mayo de 2016

Rechazaron la salida de prisión del narco colombiano "Mi Sangre"

La Sala I de la Cámara Nacional de Casación, integrada por los jueces Ana María Figueroa , Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, declaró "inadmisible" el pedido del abogado defensor.

La Justicia Federal rechazó una vez más el pedido de excarcelación para Henry de Jesús López Londoño, conocido como "Mi Sangre", el colombiano que está detenido acusado de narcotráfico, lavado de dinero y asociación ilícita. López Londoño está confinado en la cárcel de máxima seguridad de Ezeiza, a la espera de que magistrados argentinos decidan si extraditarlo a Estados Unidos o no.

La Sala I de la Cámara Nacional de Casación, integrada por los jueces Ana María Figueroa , Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, declaró "inadmisible" el pedido del abogado defensor.

Supuesto empresario de 45 años, "Mi Sangre" fue detenido cuando llegaba al restaurante Fettucine Mario, de Pilar, en octubre de 2012. Luego se supo que había ingresado al país con un pasaporte falso a fines de 2011 y mientras su familia vivía en el lujoso Nordelta de Tigre, él iba alternando entre otros countries, campos o chacras.

Desde EE UU. López Londoño se encuentra requerido por las autoridades de Estados Unidos por el delito de asociación ilícita para distribuir una sustancia controlada a sabiendas de que la misma se importaría ilegalmente. El mes pasado, la misma Sala ratificó un fallo en el que se le negaba a "Mi Sangre" el pedido de prisión domiciliaria.

López Londoño fue detenido el 30 de octubre de 2012, en virtud del arresto provisorio con miras de extradición solicitado por las autoridades judiciales del Tribunal Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de Florida, Estados Unidos, bajo cargos relacionados con el contrabando de estupefacientes y asociación ilícita. En aquella oportunidad, el operativo de detención estuvo a cargo de la entonces Secretaría de Inteligencia (SI), con la colaboración de la Dirección de Policía Judicial Colombiana y de Interpol Colombia.

El colombiano presentó varias denuncias señalando que su detención fue ilegal porque se basó en tareas de inteligencia no autorizadas por ningún juez y que incluyeron dejar actuar en el país a policías colombianos que usaron un complejo equipo de telecomunicaciones para rastrearlo.

Londoño apuntaba al polémico ex jefe de la SI "Jaime" Stiuso. Afirmaba que el entonces funcionario se apropió del equipo que trajeron los colombianos y que con él logró hacer las escuchas contra personajes clave del Gobierno. De acuerdo a su planteo, este sería el material que se le habría prometido al desaparecido fiscal Alberto Nisman. Por esa razón "Mi Sangre" pidió declarar como testigo en la causa por la controvertida muerte del fiscal.

Comentarios