El Mundo
Sábado 09 de Julio de 2016

Raúl Castro admitió dificultades económicas, pero descartó un colapso

El presidente cubano, Raúl Castro, reconoció ayer las "dificultades económicas" que vive el país, pero rechazó las "especulaciones y augurios de un inminente colapso" de la economía nacional.

El presidente cubano, Raúl Castro, reconoció ayer las "dificultades económicas" que vive el país, pero rechazó las "especulaciones y augurios de un inminente colapso" de la economía nacional. Raúl Castro descartó que la actual situación pudiese significar el retorno al "período especial", término con el que se conoce la crisis de la década de 1990 tras la desintegración de la Unión Soviética. "No negamos que pueden presentarse afectaciones, incluso mayores que las actuales, pero estamos preparados y en mejores condiciones que entonces para revertirlas", afirmó el líder cubano en la Asamblea Nacional. El Producto Interno Bruto de la isla creció un 1% durante el primer semestre de 2016, un indicador que es la mitad del proyectado durante la última reunión plenaria del Parlamento celebrada en diciembre de 2015.

   Las causas de la desaceleración fueron el incumplimiento de las expectativas de los ingresos de las exportaciones y una "determinada contracción en los suministros de combustible pactados con Venezuela", entre otros factores, según argumentó Castro ante los diputados de la Asamblea Nacional. Raúl Castro aseguró que el Consejo de Ministros adoptó un conjunto de medidas para enfrentar la situación y garantizar las principales actividades de la economía nacional "minimizando las afectaciones a la población". El Estado cubano aplicará medidas de ahorro como la reducción de "gastos de todo tipo que no sean imprescindibles" y fomentará "el ahorro y el aprovechamiento eficiente de los recursos disponibles". Entre las medidas anunciadas se concentrarán las inversiones en las actividades que generen ingresos en divisa por las exportaciones y se sustituirán las importaciones de productos que se puedan producir en el país.

    Cuba recibe diariamente 90.000 barriles de petróleo de Caracas a precios ventajosos.

Comentarios