Policiales
Sábado 09 de Julio de 2016

Ratificaron condena de 15 años de cárcel a un joven por un homicidio

En un fallo dividido, la Cámara de Apelaciones confirmó la pena a Alan Fabián Medina Fernández por matar a Mauro Salinas en 2013

En una resolución dividida, la Cámara de Apelaciones ratificó una condena a 15 años de prisión impuesta por el juzgado de Sentencia Nº 3 contra Alan Fabián "Sanguchito" Medina Fernández como autor del homicidio de Mauro Salinas, courrido la madrugada del 14 de noviembre de 2013. Los jueces entendieron que se trató de un crimen doblemente agravado por el uso de arma de fuego y porqué quien jaló el gatillo era menor de edad. En ese sentido, según se pudo reconstruir, Sanguchito manejaba la moto en la que iban tres personas, entre ellos el ejecutor.

   Mauro Salinas tenía 19 años cuando la medianoche del 14 de noviembre de 2013 se topó con la muerte en un pasillo de Estudiante Aguilar al 7400, en el barrio Franchetti o Belgrano sudoeste, a metros de la escuela Nº 1.314 Victoria Olga Cossettini y a un complejo de monoblocks. En ese pasillo funcionaba por aquellos días un punto de venta de drogas.

Desde una moto. Salinas trabajaba de albañil y vivía en Nicaragua al 2600, a metros de uno de los paredones del cementerio La Piedad. Esa noche había ido a comer un asado en una casa de Estudiante Aguilar al 7400, entre Nicaragua y la colectora de avenida de Circunvalación. Cuando los comensales comenzaron a retirarse, Salinas salió junto a una chica al pasillo.

   Minutos más tarde se oyó un solo disparo. Cuando un vecino salió a la puerta para ver qué había ocurido se encontró con el muchacho agonizante. Una bala le había atravesado el cuerpo desde la espalda al abdomen. Mientras era trasladado en un auto particular, el joven le susurró a un amigo que lo acompañaba: "Fueron los de 27 (de Febrero) y Brasil: Nico, Sanguchito y Antur".

   La pesquisa por el crimen de Salinas cayó en manos del entonces juez de Instrucción Hernán Postma. A los pocos días del crimen los tres hombres que mencionó Salinas mientras agonizaba fueron apresados. Primero fue Sanguchito, cuya condena acaba de confirmarse en fallo dividido.

Destinos distintos. Luego cayó Nicolás "Nico" Romero, quien tenía 16 años y según algunos testigos fue el autor material del crimen, por lo que quedó a disposición de la Justicia de Menores.

   El chico fue encerrado en el Instituto de Rehabilitación del Adolescente Rosario (Irar), de donde se fugó. Pero la mañana del 31 de diciembre de 2014 un Peugeot 207 lo atropelló y lo mató cuando corría por avenida de Circunvalación, a la altura de la ex Godoy.

   Y por último fue el turno de Antur, el apodo por el que se reconoce a Darío Vicente A., de 27 años. El muchacho fue alojado en la seccional 19ª, de donde se fugó tras permanecer un año en el penal. Finalmente fue recapturado en marzo pasado cuando trabajaba como albañil en una obra de Pasco y Mitre utilizando el nombre y el documento de su hermano. El juzgado de Sentencia 3ª lo buscaba por dos homicidios, uno de ellos el de Salinas.

   El 25 de agosto pasado Sanguchito fue condenado a 15 años de prisión como autor penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado por uso de arma de fuego y participación de un menor. La defensa apeló el falló, que fue analizado por los camaristas Carina Lurati, Carlos Carbone y Daniel Fernando Acosta, quienes votaron en ese orden.

Sin consenso. La defensa había solicitado la libertad de Sanguchito y como estrategia atacó los testimonios de las personas que estuvieron junto a Salinas mientras agonizaba. También cuestionó pericias y trató de sacar de la escena del hecho a su pupilo.

   Por su parte, el fiscal de Cámaras Guillermo Camporini continuó la línea que terminó con la condena en primera instancia. Sobre los acusados alegó que los tres trabajaban como soldaditos de un puesto de venta de drogas ubicado en el pasillo donde fue asesinado Salinas. Y, además de los dichos de dos testigos, fortaleció su imputación con el señalamiento hecho por la víctima poco antes de morir. Así estableció que la moto desde la que fue atacado Salinas era manejada por Sanguchito. Que también viajaban en ella Antur, quien le pasó el arma a Nico Romero, y que éste disparó contra Salinas.

   Al justificar su voto, la camarista Lurati se cuestionó si Sanguchito podría haber conocido cuál era el objetivo de Romero cuando lo transportaba en moto. Y si pudo hacer algo para torcer la voluntad homicida del menor. Por eso pidió que la condena fuera revocada. Por su parte, el juez Carbone analizó el rol del participe necesario en un homicidio y se recostó sobre los dichos de Salinas en su lecho de muerte: "Fueron Nico, Sanguchito y Antur" y el juez Acosta votó en el mismo sentido dejando firme la condena de 15 años de prisión contra Sanguchito Medina Fernández.


Comentarios