Jueves 09 de Junio de 2016

"Ramón Díaz es un técnico de oficina y su hijo, un triste y mediocre jugador de fútbol. La dirigencia no puede dejarlo, en 19 partidos sólo ganó tres"

Comentarios