Boca Juniors
Jueves 21 de Julio de 2016

Ramón: "A mí la Justicia me arruinó la vida"

"A mí la Justicia me arruinó la vida. Me condenaron por un crimen que no cometí. Pasé como diez años en cana y eso no me lo devuelve nadie. Y como la condena es hasta 2019 estoy con libertad condicional y no puedo conseguir ningún trabajo porque no me dan certificado de conducta. ¿Cómo hago para mantener a mi familia?", se quejó Ramón A. al ser consultado por este diario sobre el episodio ocurrido la semana pasada.

"A mí la Justicia me arruinó la vida. Me condenaron por un crimen que no cometí. Pasé como diez años en cana y eso no me lo devuelve nadie. Y como la condena es hasta 2019 estoy con libertad condicional y no puedo conseguir ningún trabajo porque no me dan certificado de conducta. ¿Cómo hago para mantener a mi familia?", se quejó Ramón A. al ser consultado por este diario sobre el episodio ocurrido la semana pasada.

El crimen en cuestión es el de Diego Viassolo, un comerciante de 32 años asesinado el 24 de noviembre de 2005 en un asalto a su quiosco de Rondeau al 300. Ramón, que entonces trabajaba como peón de albañil, fue detenido horas después escondido debajo de la cama de una casa ajena.

El caso fue analizado por el entonces juez de Sentencia Antonio Ramos, que lo condenó a 14 años de prisión, fallo ratificado en 2008 por los camaristas Ernesto Navarro, Otto Crippa García y Elena Ramón. Las pruebas contra el acusado tenía que ver con unas prendas con los colores de Boca Juniors halladas en la calle, con testigos que vieron al homicida huir vestido con esos colores y lesiones que presentaba en la cara y se relacionaron con las descriptas por la esposa de la víctima, ya que el homicida fue golpeado por un botellazo antes de disparar.

"Yo no fui. Se hicieron un montón de pericias y dieron todas negativas. No tenían nada para condenarme pero esos diez años nadie me los paga. Consulté abogados, fui a (un organismo de) derechos humanos para ver si alguien quiere revisar esa causa, pero nadie me da bolilla. Me dicen que para eso tendría que averiguar quién fue el asesino. ¿Y cómo hago yo para saber eso? Me condenaron injustamente, ¿y después tengo que averiguar yo quién fue para que alguien se haga cargo?", se preguntó el muchacho de 33 años, que a raíz de esa situación, afirma, no puede conseguir trabajo estable para mantener a su esposa y tres hijos.

Comentarios