mas
Domingo 18 de Septiembre de 2016

Ramanujan: el hombre que conocía el infinito

Se estrena en la Argentina la semana que viene El hombre que conocía el infinito, película sobre la vida de Srinivasa Ramanujan, considerado uno de los matemáticos más brillantes de todos los tiempos. Sin embargo, hasta ahora es un desconocido para el gran público.

Srinivasa Aiyangar Ramanujan nació en la India, en 1887. Desde muy joven mostró un talento especial para las matemáticas. Se destacó en la escuela secundaria, donde recibió distinciones y premios académicos desde los catorce años. Ingresó en la universidad pero solamente era bueno en matemáticas y tuvo dificultades en las materias de cultura general. Así que la dejó y comenzó a estudiar por su cuenta, descubriendo cerca de cuatro mil teoremas, ecuaciones y resultados matemáticos. Sin embargo, los métodos de Ramanujan eran difíciles de seguir por sus colegas porque saltaba muchos pasos. Él decía que esos resultados le llegaban en los sueños a través de la diosa hindú Namagiri.

En 1913 escribió a algunos de los matemáticos más importantes de Inglaterra, pidiendo ayuda y consejo. Solamente recibió una respuesta de Geoffrey Hardy, que le consiguió un lugar en la universidad de Cambridge.

Llegó a Londres en abril de 1914. Estuvo cinco años allí, donde continuó sus investigaciones y publicó sus resultados más importantes. Recibió un doctorado en ciencias, fue designado miembro de la Royal Society, la sociedad científica más importante del país, y del Trinity College.

Ramanujan tuvo problemas de salud toda su vida. En 1919 le dieron el diagnóstico: tuberculosis, una enfermedad atribuida a una mala alimentación, al frío de Inglaterra y al estrés que le producía su trabajo. Volvió a la India y murió en 1920.

Las investigaciones de Ramanujan eran bastante complejas y ninguno de sus miles de teoremas alcanzó la fama de otros más conocidos como el de Pitágoras o el de Thales. Pero Ramanujan tiene un lugar destacado en el folklore matemático por una anécdota que protagonizó junto con su protector, Geoffrey Hardy.

Estando internado en Londres recibió la visita de Hardy quien, para iniciar la conversación, comentó que había tomado el taxi número mil setecientos veintinueve. "Un número muy aburrido", agregó. Ramanujan no estuvo de acuerdo: "Por el contrario, Hardy. Es el menor número que puede expresarse como suma de dos cubos, de dos maneras distintas".

Efectivamente, mil setecientos veintinueve es igual a uno al cubo (uno) más doce al cubo (mil setecientos veintiocho). Pero también es igual a nueve al cubo (setecientos veintinueve) más diez al cubo (mil).

Que un número sea el resultado de sumar dos cubos no tiene nada de especial. Por ejemplo, treinta y cinco es igual a dos al cubo (ocho) más tres al cubo (veintisiete). Lo que hace especial al mil setecientos veintinueve es que eso se pueda hacer de dos maneras distintas con el mismo número. Y, de todos los números que tienen esta curiosa propiedad, mil setecientos veintinueve es el menor.

No se sabe si Ramanujan conocía este resultado de antemano, si lo calculó en el momento o si fue otra de las iluminaciones que recibía de la diosa Namagiri.

En realidad, muchos historiadores piensan que Hardy también conocía esta propiedad y que hizo el comentario para probar la lucidez de Ramanujan que, después de todo, se estaba muriendo. Por todo esto, el número mil setecientos veintinueve es conocido como "Número de Hardy-Ramanujan".

El número de Hardy-Ramanujan tiene un pequeño lugar en la cultura popular. En la película La prueba (The Proof, 2005) Anthony Hopkins interpreta a Robert, un matemático retirado que habla con su hija Catherine (interpretada por Gwyneth Paltrow) acerca del tiempo que ella desperdició por dormir hasta tarde o por ocuparse de otras cosas. Luego de alguna discusión deciden que fueron exactamente treinta y tres días y un cuarto. Robert dice entonces que si cada día fuera igual a un año, el resultado sería un número muy interesante. Y, ante la sorpresa de Catherine, explica que treinta y tres años y un cuarto equivalen a mil setecientos veintinueve semanas: "El menor número que puede expresarse como suma de dos cubos de dos maneras distintas".

Este número tiene también muchas apariciones en Futurama, la tira animada de los mismos creadores de Los Simpson. En el episodio de Navidad de 1999 nos enteramos de que el robot Bender, uno de los protagonistas, es el hijo número 1729 de su madre (¿Los robots tienen madres? Sí, es como uno de esos brazos robóticos que se usan en las fábricas de autos). En otros episodios se ve una nave espacial con el número 1729 pintado en su casco. Y uno de los múltiples universos visitados en La paracaja de Farnsworth es también el número 1729. Adicionalmente, en El gran golpe de Bender uno de los personajes aparece tomando el taxi número 87539319, que es el menor número que puede expresarse como suma de dos cubos de tres maneras distintas.

Ken Keeler, que además de ser uno de los guionistas de estos episodios es doctor en matemática por la Universidad de Harvard, dijo en un reportaje que poder haber hecho cualquiera de estos chistes con el número 1729 justifica por sí solo todos sus años de estudios universitarios. Seguramente Ramanujan estaría de acuerdo con eso.

En honor a Ramanujan se estrena en la Argentina la película El hombre que conocía el infinito, interpretada por Dev Patel, el actor de Quién quiere ser millonario. Una manera de acercar al gran público al brillante matemático.

El hombre que conocía el infinito TRAILER


Comentarios