El Mundo
Jueves 11 de Agosto de 2016

Rajoy y el PP estudian las duras condiciones impuestas por Rivera

El líder del Partido Popular (PP), el conservador Mariano Rajoy, se mostró dispuesto a estudiar "a fondo" las condiciones propuestas por el partido Ciudadanos para llegar a un acuerdo que le permita gobernar en España. El planteo podría desbloquear la situación política española, en vilo desde diciembre pasado.

El líder del Partido Popular (PP), el conservador Mariano Rajoy, se mostró dispuesto a estudiar "a fondo" las condiciones propuestas por el partido Ciudadanos para llegar a un acuerdo que le permita gobernar en España. El planteo podría desbloquear la situación política española, en vilo desde diciembre pasado.

Ayer, Rajoy anunció que someterá a votación a la cúpula de su partido dentro de una semana los seis puntos propuestos por la formación liberal de Albert Rivera, relacionados con la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción. "El PP considera que lo importante es que haya gobierno ya, y para ello hará todo lo que esté en su mano", dijo Rajoy en rueda de prensa tras reunirse durante hora y media con Rivera. Tanto el PP como Ciudadanos esperan que éste sea el primer paso para solventar la crisis política que vive España, con gobierno interino desde las elecciones generales del 20 de diciembre. Estas se debieron repetir el pasado 26 de junio, pero tampoco hubo un resultado que diera lugar a un Ejecutivo. Rajoy gobierna en forma interina desde diciembre, lo que significa que España tiene un Ejecutivo limitado a la gestión diaria.

El partido de Rajoy debería aceptar requisitos como que se aparte a los dirigentes investigados por corrupción, que se eliminen los "aforamientos", es decir, los fueros; que se reforme la ley electoral, se limite a ocho años el mandato del presidente del gobierno y que se abra una comisión de investigación del caso de corrupción que más ha dañado al PP: el caso Bárcenas. "Son seis condiciones muy claras que cualquier demócrata puede y debe firmar. Estoy convencido de que quien quiera ser presidente del gobierno de España debe suscribirlas", dijo Rivera.

Si el acuerdo entre PP y Ciudadanos se concreta, la presión subirá sobre el socialista PSOE. Rajoy y Rivera le piden que cambie su negativa en una sesión de investidura por la abstención. El PP tiene 137 diputados, 39 menos de que la mayoría absoluta. Con los 32 de Ciudadanos llega a 169: necesitaría aún seis más. Solo si el PSOE se abstiene en una segunda votación, en la que basta la mayoría simple, Rajoy podría tener éxito. Ayer, Rajoy volvió a meterle presión al líder socialista Pedro Sánchez: "Si Sánchez se mantiene en el «no», volveremos a repetir elecciones", le advirtió.

Comentarios