El Mundo
Miércoles 13 de Julio de 2016

Rajoy confía en una abstención de los liberales

Al líder conservador Mariano Rajoy no le será fácil formar gobierno en España: tras las reuniones de ayer con el liberal Ciudadanos y el izquierdista Podemos...

Al líder conservador Mariano Rajoy no le será fácil formar gobierno en España: tras las reuniones de ayer con el liberal Ciudadanos y el izquierdista Podemos, queda a la espera de lo que ocurra hoy en el encuentro con el Partido Socialista (PSOE), que de momento le garantiza un rotundo "no". Más rotunda aún es la negativa de Podemos: entre ambos no puede haber entendimiento porque el proyecto de país que defienden es incompatible, según expuso su líder, Pablo Iglesias, al término de la reunión mantenida en el Congreso de los Diputados con Rajoy, en el marco de la ronda de contactos iniciada por éste para buscar apoyos. La coalición que lidera "no va a facilitar ni por activa ni por pasiva un gobierno del Partido Popular" (PP), recalcó Iglesias, dejando toda la responsabilidad de frenar un gobierno conservador a Pedro Sánchez, secretario general del Partido socialista (PSOE), segundo en los comicios del 26 de junio con 85 escaños.

"Nos gustaría que el PSOE se entendiera antes con nosotros que con el Partido Popular", subrayó. "Cualquiera que sepa sumar y restar puede darse cuenta de que podría haber un gobierno progresista en España". "Sánchez debe elegir entre Rajoy, una alternativa de izquierda o forzar unas terceras elecciones, algo que nadie desea", sentenció el ex profesor universitario de Ciencias Políticas, advirtiendo además al PSOE que si se abstiene para facilitar la investidura de Rajoy se convertiría en "poco menos que en un socio" del PP y Podemos pasaría a ser el principal partido de la oposición.

El presidente del gobierno en funciones, el más votado en las elecciones, representa 137 escaños en la Cámara baja, pero está lejos de los 176 necesarios para llegar a la mayoría absoluta, por lo que necesita apoyos para gobernar. Descartadas las coaliciones de gobierno con PSOE y Ciudadanos, Rajoy necesita ganarse el apoyo de socios minoritarios y que haya abstención en su sesión de investidura.

Una abstención que se prevé difícil por parte del PSOE y que podría venir de Ciudadanos, según dejó entrever ayer su líder, Albert Rivera. Aunque ésta no sería suficiente. El liberal, con 32 escaños en el Congreso, garantizó que "no va a apoyar ni va a estar" en un gobierno presidido por Rajoy y que se compromete a hacer una oposición "responsable" y "constructiva". Pero después del encuentro de hora y media mantenido con Rajoy, defendió que la única opción que ve factible es un gobierno en minoría del Partido Popular y dejó la puerta abierta a la abstención. Por ello convocó para hoy al Ejecutivo de su partido a una reunión para decidir el voto de la formación en una hipotética investidura de Rajoy, quien pretende presentarse antes de agosto.

Comentarios