Edición Impresa
Sábado 28 de Diciembre de 2013

Rafaela, la Rural de los jóvenes

La centenaria Sociedad Rural de Rafaela, epicentro de la cuenca lechera más importante de América latina, renovó su comisión directiva y volvió a elegir como presidente por dos años a un...

La centenaria Sociedad Rural de Rafaela, epicentro de la cuenca lechera más importante de América latina, renovó su comisión directiva y volvió a elegir como presidente por dos años a un joven treintañero: Darío Maina.

"Seguiré trabajando con los lineamientos de la gestión anterior que lideró Fernando Calcha, abordando puntos pendientes y haciendo hincapié en la capacitación de los productores, reforzando los vínculos que hemos forjado con las instituciones de la ciudad y los organismos técnicos como el Inta o el Inti, y por supuesto, defendiendo los intereses de los productores asociados", resumió el dirigente, luego de la asamblea general celebrada el pasado 11 de diciembre en las instalaciones de Brasil al 500.

Desde sus inicios en 1906, la Rural rafaelina representó los intereses de una importante fracción de la producción agropecuaria santafesina, especialmente tambera, estableciendo vínculos estratégicos con las sociedades rurales de Sunchales, Humberto 1º y Las Colonias (Esperanza). Referencia así la opinión del núcleo lechero más emblemático del país. Pero el tiempo fue cambiando un poco su perfil, ampliándolo y afortunadamente, "aggiornándolo" a los nuevos tiempos. De hecho, los últimos dos presidentes de la institución no fueron del sector lechero sino de las actividades agrícola y ganadera. Desde hace tres períodos, esta institución de la "perla del Oeste" es conducida por productores que no superan los 40 años de edad.

Darío Maina, oriundo de Colonia Fidela, asume luego de cuatro años de gestión de Fernando Calcha, de quien fue su secretario en la comisión directiva anterior y a quien le agradeció "por la formación y la oportunidad brindadas que hoy posibilitan este desafío".

Crisis de participación. No son tiempos fáciles para las instituciones de ningún tipo, especialmente las agropecuarias como una sociedad rural del interior, donde la falta de participación de los asociados y los recursos para sostener grandes predios —el de Rafaela posee 4 hectáreas en pleno casco urbano—, hacen difícil la sustentabilidad de las estructuras. Afortunadamente para la rural rafaelina, los ingresos que le dan los alquileres de los cuatro salones (fiestas, jornadas y ferias), el servicio de control lechero oficial y la exposición anual (que este año celebró su 106º edición initerrumpida), le permiten cerrar cada ejercicio económico con un balance levemente positivo.

En este sentido, Maina anticipó que uno de los ejes que guiará su gestión será el desafío de incrementar la masa societaria, que hoy apenas supera los 250 asociados. "El problema de la poca participación en este tipo de instituciones se debe a que "se achicó la cantidad de productores que quedan en la región trabajando sus campos propios; muchos productores se retiraron por falta de continuidad generacional o por crisis en sus empresas y alquilaron o vendiendo sus explotaciones. Si bien las hectáreas en producción siguen siendo las mismas, hoy están en menos manos, por lo que el productor que se desvincula del campo también se aleja de las entidades que lo representan".

También es cierto que el conflicto agropecuario desatado con el gobierno en 2008, y aún no totalmente superado, hizo mella en el espíritu participativo de los productores y cansados de no encontrar respuestas satisfactorias luego de las innumerables asambleas, manifestaciones y protestas llevadas a cabo, fueron alejándose de las entidades que los representaban.

Otro factor que pudo haber menguado la cantidad de asociados de la Rural rafaelina en los últimos años fue la pelea institucional con la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe) en 2009, que expulsó del predio a la oficina administrativa de la entidad y cortó los vínculos con una buena porción de tamberos que optaron por la representatividad de la mesa, en lugar de la Rural.

Esta pelea fue una de las consecuencias del conflicto con el gobierno: mientras la Meprosalfe decidió mantenerse al margen de aquella disputa por "la 125", la Rural acusó a la entidad de ser afín al gobierno, cerrando filas con la mesa de enlace, de la mano de su entidad madre, CRA. En ese desaire renunciaron a la Rural varios productores que ya no se sentían representados.

Balance, perspectivas y expectativas. Según el flamante presidente, desde lo climático y lo productivo, el 2013 cierra en cierto modo de manera positiva. "Si bien la cosecha fina no está arrojando buenos resultados en nuestra zona (17 qq/ha de promedio), la campaña gruesa está marchando muy bien gracias a las lluvias de estos últimos meses. Se puede decir que sobre este final de año, cerramos con buenos valores en la carne, recuperación constante en el precio de la leche y con estabilidad de precios en cereales".

Maina también opinó sobre los recientes cambios en el Ministerio de Agricultura de la Nación y la renuncia del polémico secretario de Comercio Interior. "La salida de Moreno y el cambio en Agricultura no me generan demasiadas expectativas, porque vemos que los ejes de las políticas no variarán demasiado; a primera vista parece un enroque de personajes más que un cambio en los lineamientos políticos; en cuanto al nuevo ministro Carlos Casamiquela, intuyo que la relación con los sectores productivos seguirá con las persianas bajas".

Los conceptos de Maina no se encuadran en una opinión aislada y suelen ser representativos de del sentimiento de los productores de esta región, incluso más allá de la jurisdicción de la rural. Es que la institución rafaelina siempre ha sido gravitante en el espíritu gremial de los ruralistas de la provincia, más aún desde 2008, con dirigentes referentes como Rubén Ferrero, quien dio sus primeros pasos desde la presidencia de esta entidad primero y desde la presidencia de Carsfe después, hasta llegar hoy día a liderar la Confederación de Rurales Argentinas (CRA), la entidad con mayor cantidad de adherentes del país.

Comentarios