Edición Impresa
Martes 03 de Febrero de 2015

Radicales a las piñas

Sus pares de otros partidos comentan con exagerada diversión que en el radicalismo santafesino algunos dirigentes no saben si seguir en política o dedicarse al boxeo.

Sus pares de otros partidos comentan con exagerada diversión que en el radicalismo santafesino algunos dirigentes no saben si seguir en política o dedicarse al boxeo. Y la cargada tiene fundamentos. Hubo en el último tiempo dos enfrentamientos entre correligionarios que pasaron a las manos y tuvieron que separarlos. El primero ocurrió en el Senado provincial en una reunión previa a la última sesión de 2014. Por cuestiones del momento, dos senadores decidieron discutir sus diferencias a golpes de puño. Uno terminó en el piso y con huellas visibles de la pelea en su rostro. Hasta un senador que hoy es candidato a gobernador presenció la sesión de box y quiso tranquilizarlos. El último round involucró a otros dos radicales y es más reciente. Parece que las diferencias esta vez fueron por una importante candidatura que uno quería y otro se olvidó de reclamar. Al que le pegaron tiene un cargo ejecutivo y el indignado tendrá un lugar en una lista de otro sector interno. Calma, radicales.

En el PJ esperan que hoy sea el Día D

El justicialismo santafesino llega a las elecciones provinciales con una dispersión histórica. Pero muchos esperan que esa resignación se termine hoy mismo cuando se defina al menos el nombre que llevará el frente que presentarán en las internas de abril y las generales de junio. Es que la definición de qué nombre llevará la boleta electoral dirá mucho de quien será el candidato a gobernador. Las opiniones están divididas: la mitad dice que a María Eugenia Bielsa finalmente le concederán las condiciones que pide para ser candidata, mientras que otros creen que no participará. Todos aseguran que hoy podría ser el día de definiciones, aunque nadie descarta que siga el suspenso.

Senadores fuertes en el pago chico

A pesar de que el peronismo todavía no encuentra su rumbo a nivel provincial, a algunos senadores del PJ que fueron electos o reelectos hace cuatro años, las encuestas les sonríen. Es el caso de Armando Traferri en San Lorenzo, Danilo Capitani en San Jerónimo y Eduardo Rosconi en Caseros. A los tres, igual que a otros de sus pares con quienes integran un bloque compacto de once legisladores del PJ en el Senado, serán reconocidos o respaldados por la gestión en sus territorios antes que por las divisiones internas de su partido.

Comentarios