Newell's
Domingo 03 de Julio de 2016

Quignon: "Newell's es un lindo desafío, es un club muy grande que llena la cancha"

Facundo Quignon habló del reto de jugar en Newell's. El volante, relegado en San Lorenzo, desea mostrar sus condiciones

El día de ayer fue movido para Facundo Quignon. Por la mañana entrenó por primera vez con el plantel de Newell's, aparte de completar la revisión médica. Al mediodía firmó el contrato e inmediatamente después se fue a Buenos Aires. "Es un lindo desafío", manifestó el volante de 23 años acerca del reto que significa en su carrera incorporarse al club del Parque, mientras preparaba sus pertenencias para instalarse definitivamente a partir de hoy en Rosario. Este zurdo que proviene de San Lorenzo espera tener la continuidad que nunca encontró en el Ciclón desde que debutó en primera en 2014. Incluso en este semestre apenas jugó 15', por la Copa Libertadores. "Llego a un club muy grande, que llena la cancha y que tiene objetivos grandes. Vengo a dar lo mejor. Es una oportunidad muy buena", manifestó el futbolista formado en las inferiores de River.

"Estoy contento. Es una oportunidad muy buena, para aprovechar. Llego a un club muy grande, que llena la cancha todos los partidos y que tiene expectativas y objetivos grandes. Es un lindo desafío. En San Lorenzo no venía jugando, no tenía muchas oportunidades, y llego a un club muy lindo, con jugadores con mucha experiencia, como Maxi Rodríguez y Scocco. La primera impresión es que se trata de un grupo de muy buenas personas. Vengo a aportar lo mío, a dar lo mejor para Newell's", dijo.

—¿Qué representa en tu carrera este paso a Newell's?

—Sé que en Rosario se respira y se vive el fútbol las 24 horas. Por televisión se ve que la gente de Newell's llena la cancha y acompaña un montón. En mi caso, me pareció una gran oportunidad, en un club que aspira a cosas importantes. A partir de la llamada que tuve de Osella y de los dirigentes, me gustó la idea. Es un desafío personal. Hay que afrontarlo y tratar de tener la oportunidad de mostrarme.

—¿Qué hablaste con Osella?

—Me llamó una vez para preguntarme cómo era mi situación en San Lorenzo y si me interesaba la idea de ir a Newell's. Si bien no tuve mucha actividad, me comentó que le había gustado como había jugado cuando tuve la chance de hacerlo y que le interesaba que me sume al plantel y aporte lo mío. Y también me dijo que iba a tener la oportunidad de jugar si entrenaba bien y me esforzaba. Me gustó la idea y acepté.

—En San Lorenzo jugaste de volante central, conformando un doble cinco, algo que Newell's también implementó con Osella. ¿Conversaron sobre cuál será tu función?

—Mucho de eso no hablamos. Mi función dentro de la cancha es en el círculo central. Soy un volante mixto, zurdo, con tenencia de pelota, con marca. Me gusta manejar la pelota y en algún punto hacerme eje del equipo con la pelota.

—En el ámbito del fútbol se conocen tus cualidades, pero queda el interrogante de por qué no jugaste más en San Lorenzo. ¿Se hizo difícil por los mediocampistas que tenía el plantel o porque te faltó demostrar que podías hacerlo?

—Desde que llegué a San Lorenzo hubo jugadores de renombre en mi posición. Estaba la dupla Mercier y Ortigoza. Los dos venían jugando y se conocen desde hace tiempo. En los últimos años, el club intentó pelear todo lo que jugó y tuvo buenos resultados, por eso las chances de jugar no fueron fáciles. Traté de aprovechar las pocas veces que me tocó jugar, que era porque había alguna rotación del equipo, suspensión o lesión de alguno de mis compañeros. Se complicaba porque además estaban Kalinski y Mussis, y hasta hace poco también Belluschi. Los nombres eran importantes y los lugares pocos. Entonces se hizo difícil tener una oportunidad o un lugar para jugar. Por eso pensé que lo mejor era ir a jugar a otro lado, a tratar de demostrar mi juego.

—En San Lorenzo asumió Diego Aguirre. ¿Sabías si con él también ibas a estar relegado?

—Con Diego no llegué a hablar porque estuvimos pocos días trabajando. La decisión de irme fue más personal. Se la comuniqué a los dirigentes, salió la posibilidad de Newell's y no lo dudé.

—Tu debut en primera fue en 2014 justamente contra Newell's. El destino quiso que sea el club en el cual continuarás tu carrera. ¿Qué recordás de ese día?

—Recuerdo mucho de esa noche. Guardo la camiseta de ese partido y algunas fotos. Da la casualidad que fue con Newell's. De lo que me acuerdo es que estaba Víctor (Figueroa), con quien ahora voy a compartir el plantel, Banega, Ponce y Guzmán.

—¿Cuál es tu expectativa para esta nueva etapa?

—Tener un buen campeonato en Newell's, tratar de pelear lo que juguemos. En lo personal, espero ganarme un lugar a base de esfuerzo, lograr continuidad y tratar de tener un buen nivel para demostrar lo que puedo dar. Ojalá me vaya bien. Sé que es un desafío importante porque se trata de un club con mucha repercusión y el fútbol allá se vive con mucha expectativa. Trataré de estar a la altura de las circunstancias.


Comentarios