Ovación
Miércoles 11 de Enero de 2017

Quignon entró en boxes

Facundo Quignon deberá bajar las cargas de los trabajos en la pretemporada. Es que el mediocampista padece un "esguince de rodilla izquierda, a raíz del traumatismo que sufrió en la tibia tras el choque involuntario con el juvenil Braian Rivero", según confirmó ayer a la mañana el médico rojinegro Juan Ignacio Bóttoli. De esta manera el volante tendrá que cumplir con tareas diferenciadas, que en principio le demandarán entre 15 y 20 días de recuperación, pero en el cuerpo médico son optimistas y apuntan a que "la idea es que esté disponible para el inicio de la competencia oficial", previsto para el segundo fin de semana de febrero, en la visita a Defensa y Justicia.

Facundo Quignon deberá bajar las cargas de los trabajos en la pretemporada. Es que el mediocampista padece un "esguince de rodilla izquierda, a raíz del traumatismo que sufrió en la tibia tras el choque involuntario con el juvenil Braian Rivero", según confirmó ayer a la mañana el médico rojinegro Juan Ignacio Bóttoli. De esta manera el volante tendrá que cumplir con tareas diferenciadas, que en principio le demandarán entre 15 y 20 días de recuperación, pero en el cuerpo médico son optimistas y apuntan a que "la idea es que esté disponible para el inicio de la competencia oficial", previsto para el segundo fin de semana de febrero, en la visita a Defensa y Justicia.

Está claro que Quignon pagó caro las consecuencias del choque que protagonizó con el juvenil Rivero en el entrenamiento del lunes por la mañana. En el ejercicio táctico que había ordenado Osella se jugaba con gran intensidad y en una acción desafortunada chocaron Quignon y Rivero, llevándose la peor parte el volante que llegó desde San Lorenzo. Ambos quedaron tendidos en el césped con visibles muestras de dolor. Pero eso no les impidió seguir jugando y completar la práctica matutina.

Quignon tuvo un fuerte golpe en la tibia y los dolores aparecieron en la práctica del lunes por la tarde, cuando prefirió no completar la sesión vespertina. Entonces Bóttoli esa misma noche optó por realizar estudios por imágenes para conocer el grado de la dolencia. Y los resultados estuvieron ayer por la mañana, cuando el propio médico confirmó que se trata de un "esguince de rodilla izquierda, que en principio le demandará entre 15 y 20 días de recuperación".

De esta manera, Diego Osella no contará con Quignon para los primeros amistosos de la pretemporada y deberá buscar alternativas para armar el doble cinco. En principio asoman como candidatos a jugar en el círculo central en los ensayos Juan Ignacio Sills y Sebastián Prediger.

Igual la etapa preparatoria recién comienza y el DT espera tener disponible a Quignon para el arranque del torneo oficial, en la visita al Halcón de Florencio Varela, por la decimoquinta fecha del certamen doméstico.

Comentarios