Política
Martes 12 de Julio de 2016

"Quieren privarme de mi libertad", advirtió Cristina

La ex presidenta contraatacó a Stolbizer y Bonadio. Presentó documentos ante la Justicia para demostrar su inocencia.

La ex presidenta Cristina Kirchner amplió ayer ante la Justicia su denuncia contra la diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer y el magistrado federal Claudio Bonadio, luego de que fuera acusada por presunto lavado de activos y la omisión maliciosa de fondos en su declaración jurada. Y, en ese sentido, aseguró que buscan privarla de su "patrimonio" y su "libertad".

Las presentaciones, que estuvieron acompañadas por ocho anexos documentales, fueron realizadas por su abogado Carlos Beraldi ante los jueces federales María Servini de Cubría y Julián Ercolini.

La ex jefa del Estado buscó dar "una respuesta contundente a la falsa denuncia" de Stolbizer, luego de la presentación realizada el miércoles pasado en los Tribunales de Comodoro Py.

"Salta a la vista que los delitos que me han imputado no son más que una maniobra para generar un escándalo en los medios de comunicación, que naturalmente excede el marco de una vil calumnia. En su gestación convergen la actuación de un juez federal, una diputada de la Nación y una abogada de la matrícula asociados ilícitamente para perseguirme y, de cualquier manera, privarme de mi patrimonio e incluso de mi libertad", indicó la ex mandataria en el escrito elevado a Servini de Cubría, quien finalmente quedó a cargo de esa denuncia.

A la par, en el escrito entregado en el juzgado de Ercolini, quien se encuentra a cargo de la causa Hotesur, Beraldi le advirtió al magistrado que la información sobre la cual Stolbizer basó su denuncia la habría obtenido "en un hecho de carácter delictivo", por lo cual le pidió que "evite la realización de nuevas diligencias procesales originadas en una falsa denuncia, cuyo propósito no pudo ser otro que el de profundizar la campaña de persecución y desprestigio que viene padeciendo" Cristina.

Eso en atención a los allanamientos ordenados por Ercolini la semana pasada en todas las sucursales del Banco de Santa Cruz, a fin de determinar si la ex presidenta poseía cajas de seguridad no declaradas, búsqueda que finalmente arrojó resultados negativos en esa entidad.

La líder del GEN había acusado a la ex presidenta de haber incurrido en graves delitos consistentes en un supuesto lavado de activos de origen ilícito mediante movimientos sospechosos de sus cuentas bancarias, la omisión maliciosa al no haber insertado datos patrimoniales de relevancia en sus declaraciones juradas y enriquecimiento patrimonial injustificado.

Respecto del presunto lavado de activos, la ex presidenta señaló en la presentación que "no hubo ningún movimiento sospechoso" en sus cuentas ya que todas las operaciones (inversiones y compras de dólares) se concretaron a través de los circuitos bancarios y cambiarios "oficiales, en cumplimiento de las normativas pertinentes".

"Tampoco hay ni puede existir una omisión maliciosa en la declaración de activos ya que se trata de operaciones que se han cursado este año, con posterioridad a la declaración de baja que formulara en virtud de haber cesado mi mandato como presidenta", indicó Cristina en el escrito, por el cual también pidió ser tenida como parte querellante.

Asimismo, subrayó que "tampoco existe ninguna posibilidad de enriquecimiento ilícito", puesto que esa imputación se basa en la "distorsión dolosa de la información robada" en el allanamiento del estudio del contador de la familia Víctor Manzanares "para hacer aparecer el doble del dinero en efectivo que había sido declarado", sumando dos veces los mismos depósitos (primero en dólares y luego en pesos).

Finalmente, Cristina reclamó una "profunda investigación sobre el tráfico ilícito de información ocurrido", que abarque la conducta de la denunciante Stolbizer, su abogada Silvina Martínez y Bonadio, "así como que se ponga fin a la campaña de persecución y hostigamiento" que viene padeciendo, "utilizándose a un sector del Poder Judicial con tales objetivos".

Stolbizer, denunciante en varias causas contra ex funcionarios kirchneristas, se presentó la semana pasada ante el fiscal Gerardo Pollicita para que investigue si la familia Kirchner realizó "movimientos sospechosos en las cuentas bancarias y en diferentes cajas de seguridad no declaradas", en las que habría "unos 5 millones de dólares".

"Le tocamos la platita"

La diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer dijo ayer que a Cristina Kirchner le tocaron "donde más le duele, que no es el corazón o la familia sino la platita". Y pidió que la ex presidenta explique "cómo hizo para enriquecerse tanto" a costa de "empobrecer a 12 millones de personas". Stolbizer volvió a contestarle a la ex mandataria, que la semana pasada dijo que la diputada era una "burra", y analizó que "está en un momento de nervios" y que, "lógicamente, tiene que ser así porque está atravesando una situación muy complicada que es la salida del poder y, encima, tener que rendir cuentas ante la Justicia". "Siento que le hemos tocado donde más le duele, que no es justamente el corazón o la familia sino la platita", dijo la diputada cuando le preguntaron por qué Fernández la había calificado de ese modo.

Comentarios