La ciudad
Sábado 29 de Octubre de 2016

Quieren colocar 320 mil medidores

El programa de reforma integral que promueve Aguas Santafesinas incluye varias novedades en la prestación del servicio. Entre las más destacadas, se promoverá que la factura sean mensual en lugar de bimestral y que se pague según lo consumido.

Para ello, se colocarán 320 mil medidores en tres años, financiado con créditos internacionales, que los usuarios luego abonarán en cuotas. Cada medidor, con su colocación, cuesta $2.000.

"La idea es llegar al 60 por ciento de los clientes medidos. El resto vive en edificios donde es muy difícil su colocación", explicó el presidente de Aguas, Sebastián Bonet.

El funcionario remarcó que la reforma que se propone apunta a conseguir cuatro objetivos. En primer lugar el cuidado del recurso, reduciendo fugas y disminuyendo el consumo vía micromedición.

Además, se buscará un equilibrio económico de la empresa para que en tres años no sea más deficitaria.

También se apuntará a que haya equidad horizontal entre los clientes. "Hoy hay familias que viven en edificios similares y en la misma zona y pagan 50 por ciento más", graficó. Y se intentará que la tarifa tenga equidad vertical, según la zona donde se vive.

Comentarios