Megaestafa Dimare SRL
Viernes 17 de Febrero de 2017

Quién es quien en la banda de la estafa millonaria de la empresa fantasma Dimare SRL

Acarreaban antecedentes similares en el anterior sistema judicial. Aquellas denuncias fueron guardadas por juzgados en lo Penal Correccional

Los integrantes de la banda que estafó con cheques a una treintena empresas rosarinas por más de 30 millones de pesos tuvieron otras causas similares en el anterior sistema judicial, pero todas llamativamente fueron "archivadas" por los juzgados en lo Penal Correccional en los que recayeron las denuncias. Paralelamente, el Ministerio Público de la Acusación difundió fotos del hombre que se hacía pasar por Jonathan Mena, el supuesto titular de la empresa ficticia. Sebastián Alonso es el verdadero nombre del principal sospechoso en la causa.

Los dos detenidos en el megaoperativo de anteayer y Alonso, cabecilla de la banda que aún está prófugo, son viejos conocidos en el "negocio" y cuentan con antecedentes penales en el viejo sistema.

Alberto Cocco, de 60 años, detenido en el marco de los 22 allanamientos realizados el miércoles pasado, y que apareció en la operatoria como "dueño" o "contador" de la firma fantasma Dimare SRL, cuenta con frondosos antecedentes por defraudaciones, estafas, hurto calificado, estelionato, entre otros. Pero todas fueron archivadas.

Su primera causa data de 1995 por defraudación. En total sumó, hasta 2013, unas 14 denuncias que recayeron en el viejo sistema judicial. Todas están "archivadas", salvo en tres que figuran como "cambio de radicación". En el barrio de zona sur era conocido como "dueño" de una carnicería. Otros lo sindicaron como el propietario del predio donde se radicó la firma fantasma y que está ubicado en Presidente Quintana al 2400.

En tanto, Mariano Corna, de 45 años, el otro detenido el miércoles en los allanamientos que se realizaron en Rosario, Roldán, Pérez y Acebal, también cuenta con varias causas penales en el viejo sistema que fueron archivadas. La primera se remonta a 1998 por amenazas, y la última que le figura es de 2010. En total figuran cuatro causas, las otras dos por robos. Al igual que Cocco, esas denuncias fueron archivadas por los juzgados en lo Penal Correccional.

Alonso, desde 2005

Por su parte, Alonso tiene una causa prescripta por "estafa" que data de 2005, también en un juzgado en lo Penal Correccional de Rosario.

Por su parte, la Fiscalía Regional Segunda Circunscripción de Rosario emitió ayer un comunicado solicitando la colaboración de los medios para poder dar con el paradero de Alonso, la identidad real del hombre que utiliza un documento de identidad falso con el nombre de Jonathan Mena.

"Alonso utilizaba el nombre de Mena para firmar los cheques de Dimare SRL, así compró mercaderías antes de abandonar el local que ocupaban en la zona sur de la ciudad, y así dejó una cuenta corriente vacía para concretar de esa manera una estafa millonaria", resaltaron desde la Fiscalía que lleva la causa que comenzó a investigarse a partir del 26 de enero, a raíz de la primera denuncia realizada por una empresa que fabrica ropa.

A partir de allí, a medida que comenzaron a rebotar los cheques, empezaron a aparecer damnificados casi todos los días. Hasta ahora la fiscalía tiene unos 30 damnificados por las estafas con cheques, por la cual también está bajo la lupa el accionar de la sucursal del banco Santander Río de Paseo del Siglo.

La entidad financiera presentó el miércoles anterior en la sede de la fiscalía un informe en la que constarían detalles de la operatoria realizada con las cuentas que se utilizaron para estafar a empresas locales, a las que se podrían sumar más de una decena de la provincia de Buenos Aires, y la referida al manual de evaluación de riesgos y de procedimientos, para poder determinar si hubo "complicidad o negligencia" por parte del banco.

Desde la fiscalía señalaron ayer a La Capital que se anotició de una serie de amenazas recibidas por varios de los damnificados por lo que "evalúa los pasos a seguir". Desde las más altas esferas del Ministerio de Seguridad de la provincia, también tomaron cartas en el asunto para preservar a los empresarios estafados.

Hasta el momento, además de los detenidos, las fuerzas públicas recuperaron parte de los 30 millones de pesos denunciados. En un primer procedimiento, recuperaron mercadería por ocho millones de pesos, principalmente relacionada a maquinaria vial, que contaba con sistema GPS.

Asimismo, el miércoles incautaron diversos tipos de mercadería y documentos que aún su valor no fue determinado. En los 22 allanamientos realizados anteayer, rescataron máquinas, autos, camionetas, motos (incluso una de agua), televisores, electrodomésticos, armas, vinos, materiales de la construcción y efectivo, entre otros valiosos elementos.

Comentarios