Información Gral
Sábado 24 de Septiembre de 2016

Quedó libre el asesino del marido de la actriz Georgina Barbarossa

El último detenido que quedaba por el crimen de Miguel Lecuna, marido de la actriz Georgina Barbarossa y asesinado en 2001 durante un robo en el barrio porteño de Palermo, recuperó su libertad luego de cumplir dos tercios de su condena.

El último detenido que quedaba por el crimen de Miguel Lecuna, marido de la actriz Georgina Barbarossa y asesinado en 2001 durante un robo en el barrio porteño de Palermo, recuperó su libertad luego de cumplir dos tercios de su condena.

Según dijo ayer la artista, se trata de Oscar Barros, a quien el Tribunal Oral en lo Criminal 2 había condenado a 21 años de cárcel por homicidio en ocasión de robo al término de un juicio efectuado en 2003.

"Ya me lo había adelantado mi abogado. Vamos a tener que modificar el Código Procesal Penal porque esto excede la razón", sostuvo Barbarossa a un canal porteño. La actriz dijo que Barros "quedó en libertad por buena conducta" y expresó que "ojalá que estos años que estuvo preso, que fueron catorce, haya podido aprender algo".

"Esto me pone muy triste, me da una gran impotencia", afirmó.

Cuando fue asesinado, Lecuna tenía 53 años, era fabricante de ropa y tenía tres hijos, dos de ellos (mellizos) con Barbarossa. El 2 de noviembre de 2001 por la tarde, paró un taxi Renault 19 cerca de sus oficinas, en el Abasto porteño, y le indicó al chofer que fuera a la zona de Palermo Viejo. Antes de llegar a destino, en Sánchez de Bustamante y Gorriti, una camioneta tipo Trafic se detuvo al lado, de ella bajó un ladrón que se sentó junto a él en el taxi y lo terminó apuñalando.

Moribundo, Lecuna fue arrojado del auto en movimiento.

Durante el juicio oral, además de Barros, considerado el autor material, fueron condenados a 16 años de prisión Gabriel "Cara de Goma" Gómez, el taxista, y Juan Carlos Schmit, como coautores del homicidio.

Mientras tanto, Walter Jorge, fue condenado a 4 años y medio por robo, y Antonio Arregui recibió la pena de dos años y medio, aunque en suspenso, por lo que recuperó en ese momento la libertad. Los dos iban en la camioneta que ofició de apoyo durante el robo y que los otros actuaron como cómplices. No queda ningún detenido por este caso.

Comentarios