Clásico Copa Santa Fe
Lunes 25 de Julio de 2016

"Quedó demostrado que la barra es una organización criminal y no un grupo violento"

El coordinador de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos Masivos, Diego Maio, explicó que ayer se aplicó el derecho de admisión a 38 cabecillas y que durante el partido se identificaron a otros 30 más.

Los nuevos incidentes que se registraron ayer en el clásico que Newell's y Central igualaron 0 a 0 en el Coloso, provocaron la suspensión del apartido durante media hora y también la identificación de barrabravas "de segunda línea" a los que también se le aplicará el derecho de admisión para futuros partidos. El coordinador de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos Masivos, Diego Maio, valoró el operativo desplegado ayer y afirmó que la situación es compleja ya que se trata de "organizaciones criminales".
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el funcionario dijo que "por un lado nosotros tenemos el objetivo de combatir a las barras que son asociaciones ilícitas y también la violencia. La provincia hizo un enorme esfuerzo para la creación de esta Copa, se trabaja en la convivencia, se pudo ver el marco de color con los dos equipos saliendo juntos a la cancha, se saludaron, hubo una foto inédita de los dos equipos mezclados sacándose una imagen, también se mostró un clima de convivencia entre las dos comisiones directivas".
"Pero por el otro lado está el delito complejo que son las barras, venimos trabajando muy fuerte y hemos tomado medidas que ayer tuvieron un efecto negativo porque esta gente salió de una situación de comodidad, excluimos a 38 cabecillas de la barra a los que se le aplicó el derecho de admisión. Esta gente aparentemente se estarían comunicando telefónicamente con los directivos para presionarlos, por esa razón ya nos comunicamos con Fiscalía para iniciar las acciones legales que corresponden porque entendemos que hay una tentativa de estafa", detalló.
En ese sentido apuntó que "las segundas líneas que ya están siendo identificadas, entre 25 y 30 personas, que pudimos ver que tenían un papel con una línea de trabajo".
"En el entretiempo nos llega el rumor de que había un arma en la popular por lo cual el jefe de la policía de la provincia le pide al árbitro que suspenda el partido hasta que se corrobora esto y estén dadas las garantías para continuar", explicó para indicar que aún no lo tienen certificado y que para eso se estudian las cámaras de seguridad.
El funcionario provincial apuntó además que "ayer demostraron que son una organización criminal y que no se trata de un grupo de barras que dicen ser un poco violentos, son asociaciones ilícitas, el fútbol no es el negocio sino el mercado ilegal, son escenario complejos".
"Queremos felicitar a la comisión directiva porque no han caído en la presión de estos delincuentes y creemos que si seguimos en esta línea, este grupo no existirá más", aclaró y anticipó que "se trabaja en un derecho de admisión de carácter administrativo sin que se exponga a los dirigentes".

Comentarios