Información Gral
Miércoles 24 de Agosto de 2016

"Que sigan curtiendo" dijo la chica que chocó y mató a un joven

La adolescente de 15 años que en Misiones embistió y mató a un motociclista con un automóvil Mini Cooper que le habían regalado para su cumpleaños se mostró desafiante ante las voces de indignación por el episodio.

La adolescente de 15 años que en Misiones embistió y mató a un motociclista con un automóvil Mini Cooper que le habían regalado para su cumpleaños se mostró desafiante ante las voces de indignación por el episodio. "Que sigan curtiendo y hablando, cuando sepan realmente como fueron las cosas, ahí que opinen", expresó Juliana Naiara, de 15 años, en su cuenta de la red social Instagram, aunque luego borró el mensaje.

El siniestro sucedió en las primeras horas del domingo en la intersección de las avenidas Quaranta y Santa Catalina, en las afueras de Posadas, donde la chica atropelló y mató al motociclista Juan Francisco González, de 22 años, quien murió en el acto, con un Mini Cooper, patente NOF 453, que su padre le habría regalado cuando cumplió los 15 años.

Voceros policiales dijeron a Télam que el auto chocó de frente contra una moto Gilera de 110 centímetros cúbicos matando a su conductor, quien estaba en pareja con la madre de su hija de dos años, una joven de 20 años.

Los efectivos de la policía provincial confirmaron que el auto no estaba asegurado y no tenía cédula identificatoria, y la conductora no tenía licencia de conducir. Esta, además, se negó a un control de alcoholemia.

El padre de la chica, Daniel Páez, quien el lunes tuvo el primer contacto con el juez de la causa, César Jiménez, dijo que su hija no fue a la audiencia porque estaba "deprimida".

Páez, dueño de una concesionaria, le dijo al magistrado que le había regalado a su hija, que cumplió 15 años el pasado 30 de julio, el Mini Cooper patente NOF-453 (un auto de alta gama que en el país cuesta unos 450 mil pesos), pero planeaba guardarlo hasta que la chica tuviese la edad para conducirlo legalmente.

En 2014, Gendarmería allanó la concesionaria de Páez porque sospechaba que tenía vínculos con una banda que traficaba droga en vehículos con doble fondo. El empresario logró soslayar el proceso penal.

Comentarios