Edición Impresa
Domingo 24 de Abril de 2011

Que no se pisen la manguera

Entre dos concejales y precandidatos a intendente se ha desatado una pequeña batalla electoral. Y es rara porque no compiten entre ellos en la interna del 22 de mayo, ya que pertenecen a distintos frentes. Son Diego Giuliano (PJ) y Jorge Boasso (UCR).

Entre dos concejales y precandidatos a intendente se ha desatado una pequeña batalla electoral. Y es rara porque no compiten entre ellos en la interna del 22 de mayo, ya que pertenecen a distintos frentes. Son Diego Giuliano (PJ) y Jorge Boasso (UCR). Antes se disputaron el primer lugar entre los políticos que tienen más seguidores en Facebook, después uno fue a la presentación del plan de seguridad del otro y ahora se cruzaron por los bomberos. Es que el concejal al que apodan “Harry Potter” visitó a los Zapadores y comprobó sus necesidades y se comprometió a trabajar sobre el tema. Ni lerdo ni perezoso, el radical le recordó que en 2004 ya presentó un proyecto que impulsa la creación de un Cuerpo Municipal de Bomberos y Defensa Civil de Rosario, que aún duerme en comisión. “Les pido a mis pares que hagan una pequeña investigación sobre los proyectos presentados”, lo chicaneó sin nombrarlo. Cuanta sensibilidad.

Macri, fiel a su estilo

Este jueves vendrá a la ciudad el jefe porteño Mauricio Macri. Y mientras repiensa su estrategia electoral para este año (muchos afirman que no será candidato a presidente para ir por la reelección en la ciudad) se distraerá apoyando a sus candidatos en la provincia. Con Miguel del Sel ya se ha mostrado varias veces y ahora sumaría al vice Norberto Nicotra. Lo nuevo es que como lo hace cada verano en Mar del Plata el líder del Pro podría prenderse en un partido de fútbol que piensan armarle con ex jugadores de Ñuls y Central. Parece que a pesar de las evidencias Mauricio no se resigna a dejar de jugar. Al menos no está previsto que cante.

Un juez al que no le va como la Mona

El magistrado federal Norberto Oyarbide sabe muy bien cómo aprovechar su tiempo libre. Durante la Semana Santa, por ejemplo, viajó a Córdoba para encontrarse con su amigo personal Carlos “la Mona” Jiménez, estrella dominante en el firmamento de la música cuartetera. El notorio juez dio nuevamente pruebas de su falta de timidez: en el recital, se subió al escenario junto a la Mona, tocó un tango y bailó con él al compás del clásico “Beso a beso”. Un winner.

Comentarios