la_region
Viernes 04 de Noviembre de 2016

"Que los compañeros sean reintegrados"

El corralón donde se guarda la maquinaria en Roldán permanecía ayer cerrado por un piquete montado por el sindicato de recolectores de Rosario, y todos los preparativos que se estaban haciendo parecían decir que la cosa da para largo.

"Queremos que alguien se haga responsable del despido de los seis compañeros", dijo contundente a LaCapital Carlos Albornoz, secretario gremial del sindicato, y denunció la "represión policial que sufrimos el martes, en la que hubo compañeros heridos".

Albornoz esperaba los resultados de una reunión que tendrían el gremio al que representa, el de los municipales y la policía. Mientras tanto, advirtió: "Queremos que los compañeros sean reintegrados con el convenio de los recolectores, porque no vamos a permitir la precarización laboral. La Municipalidad paga sueldos de miseria y no garantiza las mínimas condiciones dignas de trabajo".

Detrás suyo, gente del gremio levantaba carpas frente al corralón.

Comentarios