Edición Impresa
Sábado 24 de Agosto de 2013

¿Qué hacer después de la escuela secundaria?

A pocos meses de terminar las clases, son muchos los adolescentes que aún no se deciden por un estudio superior. Dudas y temores

¿Qué hacer después del secundario? Por esta pregunta pasan miles de estudiantes que están a punto de terminar la escuela obligatoria. Un grupo de jóvenes de 5º año habla del temor a equivocarse en la elección de una carrera y el desafío que representa por estos días emprender un estudio superior. Los espacios que ofrecen información y orientación vocacional.

Un cartel pintado a mano y colgado en la pared del salón que los presenta como "Egresados 2013" es suficiente para saber que pronto dejarán la secundaria. Mientras tanto hay que decidirse sobre qué harán el año próximo. El grupo pertenece al 5º año de la Escuela Secundaria Nº 432 Bernardino Rivadavia (Oroño 1145).

Incertidumbre.La mayoría confiesa que todavía no está decidida qué hacer. Una incertidumbre que se repite en otras tantas escuelas. Algunos pocos ya se definieron por una vocación y lo comparten con el resto. "Yo me decidí este año a seguir para ser contadora pública, me gustan las materias que tiene esta carrera", dice Mailén que cursa la orientación economía y gestión, y al mismo tiempo admite que lo que se viene "es más complejo, requiere más estudio que la secundaria".

Ariel también tiene en sus planes la carrera de contador público. "Yo siempre supe que iba seguir una carrera ligada a los números, como contador. Lo que más me pone en duda es la cantidad de estudio, y pensar en estudiar y trabajar".

"A mí siempre me gustó algo relacionado con la medicina, voy a seguir diagnóstico por imágenes", cuenta Eluney. Similar elección hace Matías, aunque adelanta que aún no está tan convencido.

Franca tiene en sus planes seguir estudiando "locución". Es una de las tantas alumnas que considera que no siempre la escuela secundaria prepara para seguir en carrera. "Yo no me siento segura, sobre todo por la cantidad de estudio que nos van a exigir luego", analiza.

A Milene le preocupa equivocarse en la elección: "Lo que más asusta es engancharte en algo que querés seguir y después perder un año porque querés dejar. Como una amiga que llegó a cuarto año de economía y dejó cuando le faltaba muy poco. Ese un temor".

Prepararse.La misma preocupación tiene Silvia, que duda entre "el profesorado de historia, el de educación física o kinesiología". "Las tres me gustan, pero ninguna me termina de atrapar. Y es como miedo a fracasar, a empezar una carrera, que luego no me guste y perder un año". Para Silvia un temor común a los jóvenes de su edad es no saber si se está preparado para lo que se viene. "Es que empieza la independencia, donde ya no está mamá y papá levantándote sino que depende de tu voluntad", explica.

Bárbara prefiere tomarse un tiempo y pensar mejor qué estudiar. "Creo que voy a trabajar y luego veo si estudio algo. No sé que hacer todavía". Milagros está en una disyuntiva parecida: anticipa que tratará de estudiar y trabajar a la vez.

"Todos estamos en la misma", dice el 5º año sobre una preocupación común por la orientación de las vocaciones. Efectivamente, no son pocos los expertos que hablan de lo difícil que es elegir a futuro (ver aparte).

Orientación.Por su parte, el pedagogo Pablo Urbaitel, consultado por LaCapital, considera que se debería pensar "con más fuerza el tema de la orientación vocacional al interior de las escuelas". Sobre todo —analiza— "porque la población en condiciones de acceder a la universidad es mayor que en otros momentos".

"Es un signo nuevo y un avance como sociedad la llegada de diversos sectores sociales a la universidad", opina y advierte que es ahí donde se debería hacer más foco, en esos jóvenes que son la primera generación en llegar a este nivel.

Urbaitel, que es profesor en el Instituto Superior Olga Cossettini y en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), señala que quienes están por dejar la secundaria se enfrentan por un lado "a la incertidumbre propia a cualquier elección y a un mercado de laboral que cambió".

Para el educador es preciso poner la atención en "la articulación entre niveles" (secundario y superior) y "fortalecer los núcleos básicos de conocimientos para que quien ingrese a la universidad se pueda sostener".

Dónde informarse. La UNR cuenta con la Dirección de Orientación Estudiantil, ubicada en Riobamba 201 bis. Ofrece información sobre carreras de Rosario y la región, no sólo de esta universidad pública. Además se organizan taller y charlas de orientación vocacional. Para más datos llamar de 8 a 17 a los 4808390 / 4230252, o bien ingresar a :www.orientacionestudiantil.unr.edu.ar También en el sitio unr.edu.ar, las distintas facultades ya anuncian las jornadas, cursos y charlas que organizan para los ingresantes 2014.

Además, en el ámbito de la Municipalidad de Rosario, el Centro de la Juventud ofrece talleres de orientación vocacional/ocupacional. En este caso hay que dirigirse a Belgrano y San Martín, llamar a los 4802714/ 557, de lunes a viernes de 8 a 20.

Comentarios