La ciudad
Domingo 08 de Enero de 2017

Qué depararán los astros para el país y los signos durante este 2017

Un país movilizado, atravesando momentos traumáticos que podrían ser el motor de un futuro renacimiento. Un cambio favorable que llegaría en octubre y un planeta impredecible y brusco como Urano que ingresará al sector de las asociaciones del país a partir de mayo, con lo cual no se podrán esperar relaciones demasiado estables o predecibles. Los astros depararán estas tendencias durante este año. Signo por signo, esto es lo que se viene.

Aries

Del 21 de marzo al 20 de abril

Es uno de los signos que estará más activo y en una etapa de cambios. El planeta de la expansión, Júpiter, estará opuesto al signo hasta octubre. Será un año más expansivo pero deberán ser más prudentes. La oposición de Júpiter también puede predisponer a ampliar la vida social y generar una etapa de mayor interacción. El segundo y tercer decanato del signo estarán más movilizados. Las relaciones personales pueden ayudar al crecimiento. No se será un año de grandes obstáculos. Podrán afianzar lo comenzado el año anterior pero tendrán que ser cuidadoso de no embarcarse en demasiadas cosas. Es conveniente ser más prudente con asuntos legales. Los nacidos en el segundo decanato podrán soltar cosas del pasado y hacer limpieza. Los del tercer decanato tendrán el tránsito de Urano, estarán en una etapa menos previsible, de rupturas o cambios drásticos. Serán meses movidos para el signo, junio y julio. Después de octubre con la salida de Júpiter de la oposición comenzará una etapa más tranquila. Venus, planeta del amor y los placeres visitará el signo en un período más prolongado este año. Habrá momentos de distensión, reuniones, la vida social y afectiva será más gratificante. Venus se moverá por el signo entre el 4 de febrero y el 7 de junio, con avances y retrocesos.

Tauro

Del 21 de abril al 21 de mayo

Hasta octubre será un año para estar dispuesto a tomar decisiones y resolver situaciones rápidamente. El año comienza con aspectos favorables y este mes podrán vivir momentos más gratos junto a la naturaleza o tener experiencias más espirituales. Hasta octubre no será un año muy expansivo pero tampoco demasiado adverso. A partir de ese mes, con el ingreso de Júpiter al signo opuesto, pueden ampliarse las oportunidades y presentarse situaciones favorables para crecer. Tendrán que ser cuidadoso de no abarcar demasiado, evitar problemas legales o generarse falsas expectativas. A finales de diciembre pueden tender a obrar más impulsivamente y estar menos tolerantes. Las dificultades externas no los tocarán tan directamente. Casi al finalizar el año el ingreso de Saturno a un signo afín señalará el comienzo de una etapa más estable y propicia para consolidar proyectos. Este año, los nacidos en el segundo decanato del signo tendrán la influencia favorable de Neptuno, planeta de la espiritualidad y el amor desinteresado. Estarán más soñadores e inspirados artísticamente. Estarán en una etapa de cambios no traumáticos que les permitirá liberarse de viejas ataduras y crecer internamente. Entre fin de junio y principios de julio, tendrán un momento óptimo para generar cosas nuevas o tomar decisiones. Otra etapa positiva serán los meses de septiembre y octubre. Hacia mediados de septiembre habrá una influencia muy favorable y activa para la comunicación y asuntos comerciales. Venus, planeta del amor, visitará el signo a partir del 7 de junio y hasta el 6 de julio, pudiendo experimentar gratificaciones personales y afectivas en esa etapa.

Géminis

Del 22 de mayo al 21 de julio

La influencia benéfica y expansiva de Júpiter en un signo afín hasta octubre del 2017 les abrirá nuevos horizontes y les generará mayor optimismo. Podrán vivir alegrías y satisfacciones a través de hijos y estarán más creativos en la vida personal. También podrán viajar o desarrollar nuevos conocimientos. Hasta octubre será una etapa más propicia para resolver asuntos legales. Saturno, planeta restrictivo, viene transitando el signo opuesto desde el año anterior. Durante el 2017 los nacidos en los últimos días del signo tendrán que sortear algunos obstáculos, tener más paciencia con las relaciones y ser más disciplinados. Los dos primeros decanatos ya no vivirán esta influencia. Los nacidos en el segundo decanato, con Neptuno inarmónico, deberán evitar sucumbir a espejismos o idealizaciones para evitar futuras decepciones. Febrero habrá una mayor tendencia a vivir confusiones o contar con menos energía. Marzo será un mes más activo y estimulante, pudiendo disfrutar más y abrirse a nuevos intereses. Será un año para renovarse en algún sentido, en el campo de la amistad podrán relacionarse con personas más libres y menos convencionales que los acercarán a nuevos intereses.

Cáncer

Del 22 de junio al 22 de julio

Los primeros meses del año serán movidos, con situaciones cambiantes a partir de febrero. Enero será un mes más fluido y de mayor tranquilidad. Júpiter, planeta de la prosperidad, estará en una posición inarmónica hasta octubre. Hasta entonces tendrá que evitar desordenarse y no hacer grandes planes, ya que pueden tender a correr riesgos innecesarios. El exceso de entusiasmo podría generarle dificultades en los primeros meses. A partir de octubre, con el ingreso de Júpiter a un signo afín, comenzará una etapa más fluida y próspera. Saturno, planeta de los obstáculos y las pruebas del destino, no hará aspectos desfavorables. Recién ingresará al signo opuesto a fin de año. Los nacidos en el primer decanato tendrán un año más tranquilo que los del segundo y tercer decanato. Los nacidos en el segundo decanato del signo continuarán viviendo una etapa de transformaciones más profundas. Se sentirán más presionados por las circunstancias a hacer cambios. Sería conveniente que tomaran distancia de personas complicadas. Por momentos sentirán que el mundo está contra ellos pero estos sentimientos desoladores pueden llevarlos al descubrimiento de su verdadera fuerza interna. Los nacidos en el tercer decanato recibirán la influencia de Urano, que puede precipitar situaciones inesperadas, rupturas o cambios drásticos. Tolerarán menos las restricciones y querrán liberarse de ataduras sin pensar en las consecuencias. A partir de octubre habrá condiciones más favorables para llevar adelante sus planes. Finales de febrero será una etapa para evitar complicaciones por estar Marte en un aspecto muy inarmónico. Venus, planeta del amor, estará en Cáncer desde el 1 al 26 de agosto, siendo una etapa más placentera y propicia para las cuestiones afectivas.

Leo

Del 23 de julio al 22 de agosto

Júpiter, planeta de la expansión, hará un aspecto más favorable al signo hasta el mes de octubre. Será un año de mejores oportunidades y satisfacciones para la vida social. Este será un mejor período para viajar. No será un año de grandes obstáculos y a partir de febrero podrá vivir momentos más animados y vivaces. Después de octubre no será tan conveniente expandirse demasiado, ya que Júpiter ingresará a una posición menos armónica. Los nacidos en el tercer decanato del signo estarán más inclinados a abrirse a nuevos intereses y querrán vivir más libremente. También contarán con más disciplina y sentido de la responsabilidad por la influencia favorable de Saturno desde un signo afín. Desde el 4 de febrero y hasta los primeros días de junio, Venus transitará otro signo de fuego. Será una etapa más placentera y propicia para los encuentros afectivos. El mes de febrero será particularmente interesante con varios planetas en signos de fuego. El planeta del amor y la belleza visitará Leo desde el 27 de agosto hasta el 21 de septiembre. Del 20 de julio al 6 de septiembre será un período para evitar correr riesgos físicos y controlar la impulsividad, ya que el paso de Marte por su signo puede generar tensiones.

Virgo

Del 23 de agosto al 22 de septiembre

Los nacidos en el primer y segundo decanato del signo se sentirán con menos pesares u obstáculos que el año anterior. El tercer decanato tendrá que lidiar con un aspecto inarmónico de Saturno que lentificará sus planes. Tendrán que tener más paciencia y no eludir responsabilidades que podrían provenir del ámbito familiar. Si bien el benéfico Júpiter no estará en una posición adversa al comenzar el año, operará de un modo más positivo para el signo a partir de octubre. La última parte del año será más expansiva y próspera para el primer y segundo decanato. Los nacidos en el segundo decanato tendrán a Neptuno transitando el signo opuesto, lo que puede inclinarlos a no ver con claridad a los demás. Se tendrán que cuidar de decepciones evitando idealizar personas o situaciones. Esta influencia puede disminuir la vitalidad, ya que es un tiempo para aprender a soltar o dejarse fluir más. A mediados de septiembre Mercurio, planeta de la comunicación y los negocios, se encontrará con Marte. Serán unos días de mayor energía y empuje para tomar decisiones y resolver asuntos comerciales. Desde el 6 septiembre y parte de octubre, Marte pasará por el signo y será una etapa más activa. Hay que evitar correr riesgos físicos en esa etapa. Desde el 21 de septiembre al 14 de octubre Venus, el planeta del amor, transitará el signo.

Libra

Del 23 de septiembre al 23 de octubre

Júpiter, el planeta de la expansión y la prosperidad, continuará el paso por el signo hasta octubre. Los más beneficiados serán los nacidos en el segundo y tercer decanato. La vida social o las oportunidades serán más frecuentes y podrán disfrutar de momentos más afortunados. Si bien será el signo con mayores posibilidades de crecer, habrá momentos entre febrero y octubre que serán bastante movidos por la influencia de otros planetas menos armónicos. Durante febrero Venus, Marte y Urano transitando el signo opuesto pueden restarle tranquilidad. Los nacidos en el segundo decanato estarán viviendo una etapa para soltar el pasado y de posibles profundos cambios en el ámbito familiar. Los que tendrán una etapa de situaciones inéditas y poco usuales serán los del tercer decanato, que puede tender a atraer relaciones menos convencionales o más erráticas durante este año, por la oposición de Urano a su Sol. La necesidad de expandirse y conquistar mayor espacio de libertad puede inclinarlos a hacer rupturas bruscas y a estar menos tolerante con las restricciones o los mandatos. Venus, planeta del amor y la belleza, visitará su signo entre el 15 de octubre y el 8 de noviembre, siendo una etapa más grata.

Escorpio

Del 22 de octubre al 23 de noviembre

Los primeros meses no serán tan expansivos, pero no será una etapa de grandes obstáculos. El ingreso del planeta de la prosperidad y el crecimiento a partir del 10 de octubre dará comienzo a una etapa más afortunada para el signo, que se extenderá hacia el 2018. Neptuno, planeta de los mundos sutiles, asociado al arte, la imaginación, la música, estará haciendo una influencia armónica al segundo decanato del signo. Enero será más dinámico y fluido con Marte transitando un signo afín. Junio y parte de julio también serán meses más favorables para iniciativas y decisiones. Los nacidos en el segundo decanato recibirán la influencia armónica de Plutón, la que les permitirá soltar el pasado y renovarse. Mercurio, planeta de la comunicación y los negocios, visitará su signo entre el 18 de octubre al 5 de noviembre, siendo una etapa más propicia para viajes cortos, acuerdos o estudios. En noviembre Venus, planeta del amor y los placeres, visitará su signo. A mediados de noviembre tendrá una conjunción muy positiva. Venus y Júpiter, los dos planetas más benéficos, estarán juntos en su signo.

Sagitario

Del 23 de noviembre al 21 de diciembre

Este año el primer y segundo decanato del signo comenzarán a recuperar su natural optimismo y tendrán un año más dinámico que el anterior. Sobre todo el segundo decanato, que recibirá junto con el tercero la influencia protectora de Júpiter desde una posición favorable. El tercer decanato tendrá el tránsito de Saturno, que viene estando en el signo desde hace más de un año y que ahora caminará por los últimos grados del signo para dejarlo después de dos años y medio el 21 de diciembre. Los nacidos en los últimos diez días del signo pueden sentirse más desvitalizados o vivir situaciones que les generen limitaciones o responsabilidades ineludibles. Es una etapa para ser más paciente. Deberán ser más austeros o controlados en asuntos económicos, ya que no será una etapa demasiado agraciada. Júpiter, el planeta benéfico, desde una posición favorable atenuará esta influencia los primeros meses del año, finales de agosto, septiembre y hasta el 10 de octubre. Urano, planeta transpersonal, hará un aspecto armónico para el tercer decanato. Lo que les permitirá a algunos sagitarianos superar pruebas personales a través de la creatividad mental y buscando caminos más libres. A mediados de septiembre deberán ser más prudentes con temas comerciales y no tomar decisiones apresuradas. Venus, planeta del amor y las gratificaciones personales, transitará una posición afín desde el 27 de agosto y hasta el 21 de septiembre. Venus estará en su signo en diciembre.

Capricornio

Del 21 diciembre al 20 de enero

Es uno de los signos que estará con muchos cambios en el año. Júpiter desde Libra hará un aspecto inarmónico hasta octubre, no faltarán momentos expansivos pero le insumirán más gasto de energía de lo acostumbrado y los resultados pueden no ser como se esperaban. Hasta octubre será mejor no embarcarse en demasiadas cosas. Después de esa fecha comenzará una etapa más tranquila y ordenada. Enero les permitirá estar más tranquilos y disfrutar de la naturaleza o actividades más gratificantes. En cambio febrero será un mes más movido que se extenderá con intervalos hasta octubre. Finales de junio y parte del julio serán momentos más críticos. Los nacidos en el segundo y tercer decanato del signo estarán en una etapa de mayores cambios. Los del primer decanato, en cambio, tendrán un año más estable. Después de octubre podrán abrirse hacia cosas nuevas sin sobresaltos y mejorar en lo que se propongan más fácilmente. El segundo decanato estará con el tránsito de Plutón, planeta de procesos lentos. Los nacidos entre el 8 y el 10 de enero estarán en una etapa de transformaciones más profundas. El tercer decanato estará bajo la influencia de Urano, el disruptivo planeta de los acontecimientos imprevistos. Siendo una etapa de cambios más drástico y situaciones poco convencionales. Venus transitará una posición más favorable desde el 7 de junio hasta el 6 de julio, siendo un período propicio para los encuentros sentimentales y la vida social. A finales de diciembre visitará su signo.

Acuario

Del 21 de enero al 19 de febrero

Será un año más estable y en el que se sentirán más animados. Varios planetas en posición armónica al signo les permitirán mejorar y avanzar con sus planes. Tendrán la benéfica y expansiva influencia de Júpiter, planeta social, hasta octubre. Habrá momentos más dinámicos y afortunados. Podrán resolver asuntos legales más fácilmente, conquistar nuevos espacios, obtener mayor reconocimiento. Después de octubre tendrán que ser más prudentes y evitar expandirse demasiado. Diciembre será un mes para ser más prudente y controlar la impulsividad. Saturno, el planeta de las limitaciones, estará en un ángulo favorable. Les aportará a los nacidos en el tercer decanato mayor estabilidad, sentido de la responsabilidad y les permitirá afirmarse en lo concreto. Urano hará un aspecto favorable al tercer decanato, y podrán descubrir caminos nuevos y ganar mayor libertad. Entre febrero y junio podrán vivir situaciones más animadas y gratificantes en lo social y afectivo. Venus, el planeta del amor y la belleza, estará también en una posición más favorable al signo, desde el 6 al 31 de julio. Finales de octubre y los primeros días de noviembre también serán buenos momentos.

Piscis

Del 20 de febrero al 20 de marzo

El tránsito de Venus y Marte en enero hará que sea un mes más dinámico y estimulante. Podrá vivir aventuras románticas, desarrollar tareas solidarias o disfrutar de la naturaleza. Deberán evitar conductas evasivas o autodestructivas. Neptuno, el planeta de la imaginación y el misticismo, transita el segundo decanato. Los nacidos en la mitad del signo estarán más abiertos a la solidaridad, el arte y las experiencias espirituales. Pero deberán cuidarse de los paraísos artificiales y las idealizaciones. Los dos primeros decanatos del signo estarán menos condicionados y con mayor energía. La última parte del año será la más favorable para el signo, cuando Júpiter, el gran benéfico, ingrese a su signo a partir del 10 de octubre. Comenzará una etapa de crecimiento y situaciones más afortunadas. Se sentirá con mayor optimismo y confianza. Los viajes serán más gratificantes y avanzará más rápidamente con los estudios. Los nacidos en el tercer decanato estarán un poco más limitados por la influencia restrictiva de Saturno durante el año. Tendrán que ser más pacientes y disciplinados para contrarrestar esa influencia. Los meses de enero, agosto y noviembre habrá un clima más favorable para la vida afectiva o social.

Comentarios