Política
Jueves 21 de Julio de 2016

Qué declaró el exsenador kirchnerista que quiso salir del país con 30 mil dólares

El exsenador por Santa Cruz fue indagado por contrabando y lavado de dinero por el juez en lo penal económico Rafael Caputo.

El exsenador nacional del Frente para la Victoria Nicolás Fernández aseguró hoy ante la Justicia que desconocía que no podía salir del país con más de 10 mil dólares en su poder, tras haber sido demorado en el aeropuerto de Ezeiza con casi 30 mil dólares.
El exsenador por Santa Cruz fue indagado por contrabando y lavado de dinero por el juez en lo penal económico Rafael Caputo, a quien le dijo que llevaba 30 mil dólares para viajar a Miami junto con su esposa, Sandra Miguel, porque desconocía las leyes cambiarias que fijan el tope en 10 mil.
Fuentes judiciales informaron que Fernández acompañó sus declaraciones juradas para justificar la posesión del dinero y que el magistrado finalmente lo autorizó a viajar a Miami, aunque rechazó devolverle la suma confiscada.
Además, el juez ordenó a Interpol que investigue si en otros viajes que haya hecho al exterior declaró haber extraído sumas dinerarias en dólares superiores a los 10 mil.
Fernández y su esposa tenían previsto viajar el martes pasado a Miami con la aerolínea Latam cuando, al pasar sus pertenencias por uno de los scanner del aeropuerto, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detectó que en la cartera de la mujer había 28.700 dólares.
Nicolás Fernández fue durante muchos años un hombre de estrecha confianza de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner, pero la relación se rompió en 2011 y la entonces presidenta lo borró de las listas de candidatos a legisladores por Santa Cruz.
De la mano de Kirchner, llegó al Senado en 2005 con la misión de ser el comisario político del matrimonio presidencial en la Cámara alta y monitorear al jefe del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, quien había llegado a ese cargo durante la presidencia interina de Eduardo Duhalde.
También tuvo un rol importante en la integración de la nueva Corte Suprema de Justicia, al acercarle a Kirchner el nombre de un amigo suyo como propuesta para el máximo tribunal: Ricardo Lorenzetti.
Pese a ser un hombre del círculo de confianza de Kirchner, en el Senado Fernández cultivó una estrecha relación con Cristina, por entonces senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.
El vínculo con Cristina Kirchner se rompió en 2011, luego de que la entonces presidenta le encargara ocuparse del armado electoral en la provincia de La Pampa, donde el por entonces senador nacional Carlos Verna ya comenzaba a rebelarse contra la Casa Rosada.
La misión de Fernández era garantizar la presencia de la camporista María Luz Alonso al tope de una lista de diputados nacionales por esa provincia antes de las primarias, para evitar una competencia con el sector de Verna.
Sin embargo, sobre el límite del plazo el actual gobernador Verna logró reunir el respaldo del PJ local para imponer a los suyos en la lista, y obligó a Alonso a competir contra el peronismo local: terminó tercera en la boleta que compitió en las elecciones generales.
Enojada, Cristina Kirchner vetó el nombre de Fernández de las listas de legisladores nacionales por Santa Cruz, impidiéndole renovar su mandato como senador nacional, y desde entonces no se hablan.

Comentarios