El Mundo
Jueves 17 de Noviembre de 2016

Putin retira a Rusia de la Corte Penal Internacional

La decisión es en respuesta a posibles investigaciones sobre la anexión ilegal de la provincia ucraniana de Crimea en 2014

El presidente Vladimir Putin ordenó revocar la firma de Rusia del Estatuto de Roma, base legal en la que se sustenta la Corte Penal Internacional (CPI), de la que ya no formará parte. Todo indica que Putin quiere evitar una acción en esa Corte contra Rusia por la ocupación ilegal de provincias de Ucrania. También se han denunciado crímenes de guerra cometidos en Siria por la aviación rusa.

En el decreto, Putin ordena al Ministerio de Exteriores que informe al secretario general de la ONU de su decisión, que coincidió con el inicio de una conferencia de los países miembros del tribunal en La Haya. Moscú firmó en 2000 el tratado para el establecimiento de la CPI,pero nunca lo ratificó.

El Ministerio de Exteriores justificó oficialmente la decisión aludiendo a las investigaciones previas abiertas por la Corte sobre la guerra entre Rusia y Georgia en 2008, informó la agencia de noticias Interfax. Sin embargo, los analistas consideran que en realidad la decisión se debe al comentario que hizo esta semana la Corte sobre el conflicto de Ucrania. El lunes, la fiscal jefe había señalado que consideraba a Rusia y Ucrania envueltos en un conflicto armado y a Crimea —provincia ucraniana ocupada por Rusia— precisamente como un territorio ocupado.

Pese a las numerosas pruebas que señalan la activa presencia de soldados y armas pesadas rusas en el este de Ucrania, Moscú persiste en negar su implicación militar. Putin justifica la anexión de Crimea con un referéndum celebrado en marzo de 2014. Pero la anexión por vía militar ya se había cometido, lo que quita valor legal al referendo. La anexión de facto fue una respuesta política de Putin a la destitución del presidente prorruso de Ucrania Viktor Yanukovich en febrero de 2014, en medios de masivas protestas y una cruenta represión. Yanukovich huyó a Rusia.

Otros casos. El tribunal fundado en 1998 con el Estatuto de Roma comenzó a investigar en 2002 casos de genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad. Rusia se unió al estatuto en el 2000, pero el Parlamento de Moscú nunca lo ratificó. También Estados Unidos e Israel lo firmaron y después retiraron su firma, temiendo denuncias contra sus soldados. China tampoco forma parte del tribunal. En octubre, Sudáfrica, Burundi y Gambia anunciaron su salida del tribunal.

Comentarios