Política
Lunes 28 de Noviembre de 2016

"Puede ser que haya ineptitud en algunas cosas, pero el gobierno actúa de buena fe"

Elisa Carrió definió al presidente Mauricio Macri como "alguien que quiere hacer lo mejor posible pero que tiene una historia que lo tironea".

La diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió se mostró confiada en que la reforma electoral "se va a lograr" en el Congreso pero sostuvo que "hay que ponerle nombre y apellido a los que quieren el fraude".
"Les preocupa la transparencia pero no votan el voto electrónico porque quieren mantener el fraude. Creo que se va a lograr, hay que ponerle nombre y apellido a los que quieren el fraude", sostuvo Carrió respecto a los gobernadores peronistas que frenaron el sistema de boleta electrónica en el Senado.
En una entrevista en el programa televisivo de Jorge Lanata, la líder de la CC-ARI definió al presidente Mauricio Macri como "alguien que quiere hacer lo mejor posible pero que tiene una historia que lo tironea" y agregó: "El balance que hago es muy positivo. No es una presidencia al estilo autoritario".
Lanata Carrió VIDEO

"(El Gobierno) actúa de buena fe, de eso estoy segura. Puede ser que haya ineptitud en algunas cosas. Lo importante es que Cambiemos llegue a ser un gobierno transparente", apuntó.
Por otra parte, al ser consultada acerca de la expresidenta Cristina Kirchner y sus posibilidades de regresar a la arena electoral, Carrió sostuvo que "Cristina no es nadie", pero que "el problema es creerse y ella se sigue creyendo. Siempre hay un dejo fascista en la sociedad y ella lo expresa".
"Quiero que haya justicia y devolución del dinero. Y los jueces son cobardes y creo que van a mirar la elección de este año. El miedo a la vuelta del PJ es el miedo a que vuelva el monstruo y te castigue. La condena social es una justicia restaurativa, que estos tipos no puedan entrar a un café es una justicia restaurativa. No hablo del escrache, hablo de la condena social, del silencio. Que no puedas caminar porque no puedas ver a la cara", agregó Carrió.

Comentarios

Últimas Noticias

El 24 de marzo y el 2 de Abril también se trasladan

El decreto de necesidad y urgencia número 52/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, establece un "nuevo régimen" para los feriados nacionales y días no laborables, atendiendo a "políticas públicas" relacionadas con la "educación, el fomento de la actividad productiva y el desarrollo del turismo". Como novedades principales, elimina los llamados feriados puente y establece que los que caigan en martes y miércoles serán trasladados al lunes anterior, y los que coincidan con los jueves y viernes al lunes siguiente. Sólo quedan como fechas inamovibles el 1º de Enero, lunes y martes de Carnaval, Viernes Santo, 1º de Mayo, 25 de Mayo, 9 de Julio, 8 de Diciembre y 25 de Diciembre. La resolución implica que perderán su carácter de inamovibles, además del 20 de Junio, las fechas del 24 de Marzo, Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y el 2 de Abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Esas dos modificaciones tampoco cayeron bien entre, por ejemplo, los organismos de derechos humanos y ex combatientes de Malvinas. "La decisión del presidente de eliminar por decreto los feriados puente y, de un mismo plumazo, correr la fecha en que el pueblo argentino condena el genocidio de la última dictadura es otro ladrillo en la pared de la impunidad que pretenden reconstruir lentamente Mauricio Macri y su equipo de Ceos", afirmó un comunicado de la delegación local de HIjos. "Este es un gobierno que necesita del silencio y el olvido", señaló la organización, por lo que dijo "no extrañarse" ante "el desprecio con que toma una fecha como el 24 de Marzo u otras históricas como el 20 de Junio". Los veteranos de guerra no se quedaron atrás. "Esto es un gran retroceso para una conquista ganada", sentenció el presidente de la Confederación de Combatientes de Malvinas, el santafesino Rubén Rada, quien confesó que "algo" semejante "ya se sospechaba". El dirigente prometió que representantes de las 23 provincias fijarán una postura común ante el 2 de Abril, ahora trasladable.