la_region
Viernes 06 de Enero de 2017

Pueblos del oeste del departamento Castellanos seguían en estado crítico

Ramona es la localidad más afectada donde equipos de la provincia trabajaban intensamente. En el sur de la bota casi no quedaban evacuados

Localidades del cordón oeste del departamento Castellanos continuaban ayer en situación crítica a causa de las inundaciones causadas por las fuertes precipitaciones de días recientes. En ese sentido, se realizaban intensos trabajos en la localidad de Ramona, a 50 kilómetros de la ciudad de Rafaela, para erigir un anillo de protección y bombear el agua acumulada en el casco urbano, a la vez que la provincia envió agua potable, alimentos y enseres básicos. También se inició un monitoreo del río Salado en la zona cercana a la capital provincial donde se declaró el "alerta técnico", tal como dieron cuenta las autoridades.

El director provincial de Defensa Civil, Marcos Escajadillo, ayer indicó a LaCapital que "la situación es complicada en el cordón oeste del departamento Castellanos, donde las localidades más afectadas son Ramona, Fraga, Vila, Pueblo Marini".

Explicó que "en Ramona se trabaja con máquinas del Ministerio de Infraestrucutra provincial para reforzar el anillo de defensa y con bombas para el desagote del agua acumulada", y añadió que "hay en el lugar una cuba de 30 mil litros de agua potable, se mandó asistencia con colchones y alimentos".

El funcionario es optimista, al considerar que "la situación va a ir mejorando, porque si tenemos una ventana de tiempo sin lluvias muy fuertes vamos a poder terminar con todos estos trabajos para que se pueda proteger la localidad".

En cuanto al sur provincial, Escajadillo reportó que "en Arroyo Seco teníamos evacuados del barrio Las Ranitas, y algunos ya regresaron a sus hogares hacer la limpieza". Agregó que "lo más crítico fue en Villa Amelia, y zonas aledañas donde hubo afectación por el granizo de la madrugada del miércoles, pero estaba todo retornando a su ritmo".

Respecto, de la situación del río Salado, apuntó que "de momento está lo que se denomina alerta técnica por la gran cantidad de lluvias y por lo que nos informan ingenieros de Infraestructura tenemos que ir monitoreando, ya que si llegamos a tener un mayor régimen en la cuenca del Salado vamos a tener problemas, por eso estamos coordinando también con los intendentes de Recreo y Santa Fe capital".

En ese sentido, Gustavo Ferreira, coordinador de Prevención de la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia, dijo en declaraciones radiales que "el monitoreo es solo preventivo y por la altura que tienen las napas y no hay por qué preocuparse porque la situación no reviste gravedad, sólo es para tener monitoreada la situación particular por las intensas lluvias de los últimos días", pero confirmó que "se declaró el alerta técnico en las localidades de San Justo, Recreo y Emilia".

Según el funcionario provincial, "el agua impacta en el suelo y va a un almacenamiento que es como un gran embalse, que se llama almacenamiento freático. Este último se está saturando de a poco y ya tendríamos signos de alerta técnico; entonces, estas lluvias han sido impactadas en gran parte por el almacenamiento freático el cual nos está quitando una reserva para las próximas" precipitaciones.

Ferreira también destacó que "el arroyo Cululú es el que está sufriendo el mayor impacto de las precipitaciones caídas en las localidades de Ramona, Rafaela y Pilar pero aún se encuentra con valores normales". Por otro lado, precisó que se está saturando el almacenamiento freático y "tendríamos signos de alerta técnico en Santa Fe, Curupaití, Las Palmeras, Rafaela, Soledad y Vila", lo cual afectaría "el escurrimiento y poder de absorción en la zona oeste".

Comentarios