Política
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Proyectos massistas contra la inseguridad

El diputado nacional Alejandro Grandinetti consideró ayer como "importantes y necesarias" las aprobaciones de dos proyectos impulsados por el Frente Renovador (FR) en pos de mayor seguridad: la ley de protección a las víctimas y la del agravamiento de penas por portación de armas.

El diputado nacional Alejandro Grandinetti consideró ayer como "importantes y necesarias" las aprobaciones de dos proyectos impulsados por el Frente Renovador (FR) en pos de mayor seguridad: la ley de protección a las víctimas y la del agravamiento de penas por portación de armas.

El proyecto que fogonea la implementación de un "Régimen de Protección a las Víctimas de Delitos" contempla, entre otros puntos, la creación de centros de asistencia y protección en todo el país, además de la designación gratuita de un abogado para que represente a la víctima o a sus familiares en las causas en las que se investiguen hechos graves.

El mismo fue complementado con una modificación del Código Penal Nacional que endurece penas por tenencia y portación de armas.

Al respecto, Grandinetti destacó datos aportado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de los cuales se desprende que "la posibilidad de que un joven nacido en la Argentina o en el resto de Latinoamérica sea víctima de un homicidio por el uso de un arma de fuego es 84 veces mayor a la de un europeo y 115 veces superior a la de un escocés, húngaro, inglés, austríaco, japonés o irlandés, por ejemplo".

A su vez, el legislador resaltó: "El 25 por ciento de todas las muertes violentas ocurren en tan sólo 14 países, con una tasa anual promedio superior a 30 muertes violentas por 100 mil habitantes, de las cuales la mitad se encuentra en nuestro continente".

"Según esos números, en un año promedio entre 2004 y 2009, el número de muertes por habitante fue mayor en El Salvador que en Irak, denotando más víctimas fatales por hechos delictivos que a manos de un conflicto bélico entre países", añadió.

Para Grandinetti, "todo esto surge como resultado del nefasto negocio de las armas ilegales en el mundo", sobre lo cual advirtió que "se trata de un delito internacional que mueve más de un billón de dólares por año".

En ese marco, el diputado por Santa Fe resaltó la importancia de la media sanción al proyecto que busca endurecer penas por tenencia y portación de armas.

La iniciativa prevé penas más severas tanto para la tenencia como para la portación de armas de fuego, estableciendo que "serán reprimidos con prisión de seis meses a cuatro años los casos de tenencia de arma de fuego sin autorización legal".

Comentarios