la_region
Viernes 21 de Octubre de 2016

Provincia, Fiscalía y municipios acordaron abordar la violencia en los barrios

Firmaron un convenio la Gobernación, el MPA y las ciudades de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Pérez. Trabajarán en un abordaje territorial.

El gobierno de la provincia, el Ministerio Público de la Acusación y los municipios de Rosario, Pérez y Villa Gobernador Gálvez firmaron ayer un convenio para conformar un equipo de trabajo que permita realizar un abordaje territorial de la violencia. El acuerdo fue rubricado por el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz; fiscal general, Julio de Olazábal, y los intendentes de Rosario, Mónica Fein; de Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci; y de Pérez, Pablo Corsalini.

Según el convenio, se trabajará para implementar un dispositivo de intervención multiagencial para el abordaje territorial de violencias. En tal sentido, cada una de las instituciones contribuirá al objetivo de acuerdo a los recursos humanos y materiales disponibles. Se trata de llevar adelante acciones conjuntas entre el poder Judicial, y las instituciones sociales de las tres localidades firmantes para disminuir los índices de violencia en los barrios. A partir del acuerdo, el gobierno provincial se compromete a gestionar la conformación de los espacios de coordinación general, territorial y del equipo de gestión de la matriz unificada de datos previstos a partir del mencionado dispositivo.

Capacitación de agentes. Entre las actividades previstas, se llevarán a cabo tareas de capacitación para los agentes del gobierno provincial, de los municipios y del MPA que participen de la iniciativa. También se prevé la implementación de un monitoreo para el seguimiento del equipo de trabajo. Por último, un equipo de una universidad pública con reconocida y sólida experiencia en la materia deberá evaluar las las acciones que se lleven a cabo.

Lifschitz dijo que la experiencia que plantea el acuerdo "no se podría haber concretado si previamente no se hubieran dado las condiciones para que esto ocurriera: si no tuviéramos un nuevo sistema penal con un equipo de fiscales comprometidos con la investigación de los delitos y que van al fondo de las cuestiones, no sólo buscando el castigo a través de la pena, sino también una solución más estructural de los problemas".

En tal sentido, el gobernador también valoró a los "gobierno locales comprometidos con esta mirada social del territorio y la necesidad de buscar propuestas de inclusión social y urbana en los barrios más postergados".

Por su parte, Olazábal sostuvo que "suele ocurrir que, la excesiva especialización, nos hace perder la problemática general de la violencia y la realidad integral de las personas. Por eso creo —agregó— que hoy se establecieron las bases de cómo coordinar acciones entre los tres poderes del Estado y cómo solucionar el problema en que estamos inmersos de manera integral".

El intendente Ricci, en tanto, destacó la importancia del convenio como parte de un trabajo en conjunto. "Es importante sumar al gobierno provincial a través de sus ministerios y al Ministerio Público de la Acusación para abordar la problemática que tenemos en la ciudad".

Asimismo remarcó que "es un acuerdo abarcativo donde miraremos todos los actores hacia el mismo lado".

A su turno, Corsalini valoró el acuerdo logrado, aunque también alertó sobre la falta de asignación de fuerzas federales a ciudades del Gran Rosario, como la misma Pérez, y advirtió que la saturación de fuerzas en Rosario ha perjudicado en otras ocasiones a las localidades vecinas por el corrimiento del delito.

Estuvieron presentes además miembros del gabinete provincial, secretarios municipales, y el fiscal Regional de Rosario, Jorge Baclini, entre otros.

Comentarios