El Mundo
Domingo 23 de Octubre de 2016

Protestas en Venezuela contra la decisión del gobierno de suspender el revocatorio

Miles de mujeres recorrieron las calles de Caracas para exigir la reactivación del proceso de recolección de firmas para el referéndum

Miles de mujeres opositoras vestidas de blanco marcharon ayer en Caracas para exigir un referéndum contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) suspendiera el proceso para activar la consulta sobre el mandato presidencial. La marcha, que se concentró en la principal autopista de Caracas, estuvo encabezada por la ex diputada María Corina Machado y la esposa del encarcelado dirigente opositor Leopoldo López, Lilian Tintori. La marcha, llamada "resteadas (comprometidas) por Venezuela", concentró a miles de mujeres, la mayoría con camisetas blancas, que se encontraron en varios puntos de Caracas y caminaron hacia la autopista Francisco Fajardo, una arteria vial de varios kilómetros. Las convocantes exigieron al CNE reactivar el proceso de recolección de firmas de electores para activar el referéndum contra Maduro, luego que lo suspendiera al acatar la orden de varios tribunales penales que admitieron denuncias del oficialismo sobre un supuesto fraude electoral. Machado, dirigente del partido Vente Venezuela, dijo en la concentración que ayer comenzaba una nueva fase de lucha contra la "dictadura" de Maduro, al que acusó de cerrar los caminos electorales de los venezolanos. Al respecto, pidió a la Asamblea Nacional (Parlamento) que inicie un proceso para destituir a Maduro por su supuesto desconocimiento de la Constitución. "Se inicia una nueva fase de lucha contra la dictadura en Venezuela, contra este régimen que ha pretendido prohibirnos todo y aquí estamos en la autopista para enviarle un mensaje al país y al mundo", dijo.

   A la vez, Tintori dijo que la marcha era parte de un proceso de desobediencia civil para que "no haya más torturas, más presos políticos, no nazcan más niños sin alimentos y mueran a la hora de nacer". "La forma de acabar con esta dictadura, es como dijo Leopoldo, pacífica, electoral y en paz. Venezuela nos pide reconciliación, amor, perdón. Hoy el pueblo venezolano está con el sentimiento de libertad", alegó.

   Muchos venezolanos se preparaban para acudir a firmar el próximo 26, 27 y 28 de octubre con la esperanza de revocar a Maduro. Para activar en definitiva el referéndum, los adversarios necesitaban recolectar y validar cerca de 4 millones de firmas, el equivalente del 20% del padrón electoral. La convocatoria de la consulta ya era una carrera contrarreloj que no admitía más retrasos. El 10 de enero de 2017 se cumple más de la mitad del período presidencial de seis años de Maduro, y la Constitución establece que en caso de que se logre apartarlo del cargo pasada esa fecha, el vice se haría cargo del gobierno en lugar de celebrarse elecciones anticipadas.

   El defensa de la suspensión del proceso, el oficialismo sostuvo que entre las firmas entregadas en el primer proceso de recolección había varios miles falsas e incluso detectaron "muertos" que aparecen firmando. La oposición protestó la medida de suspensión como una ruptura del orden constitucional.

   Doce países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron ayer su "profunda preocupación" por la suspensión del proceso que busca revocar al presidente Maduro. En un comunicado conjunto difundido en Buenos Aires, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México, Perú y Uruguay manifestaron su preocupación por la decisión del CNE "de postergar el proceso de recolección del 20% del padrón electoral requerido para activar el referéndum revocatorio"

Comentarios