Docentes
Sábado 14 de Enero de 2017

Protecciónde los docentes

La escuela debe ser un espacio amigable para todos. No puede ser un lugar de inseguridad para los alumnos ni para los maestros.

No se puede educar con miedo. La escuela debe ser un espacio amigable para todos. No puede ser un lugar de inseguridad para los alumnos ni para los maestros. Esto es lo que nos planteamos desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires para impulsar la ley que protege a todos los docentes y los no docentes, castigando con penas y multas a quienes los agravien y/o agredan en el ámbito educativo.

La nueva norma, aprobada recientemente por la Legislatura provincial, apunta a revalorizar el rol docente y a jerarquizar a quienes lo invisten. Enseñar es una de las tareas más nobles que existen. En la que entran en juego valores como la generosidad, la solidaridad, la abnegación y es por eso que debemos cuidar a quienes asumen esa tarea porque a ellos les confiamos el futuro de nuestras generaciones.

Por eso interpretamos de vital importancia que se haya concretado la sanción de esta ley que introduce una modificación al Código de Faltas y desde la Dirección General de Cultura y Educación promovimos su tratamiento.

Las estadísticas han sido contundentes para mostrar la necesidad de una legislación que pusiera freno a las agresiones hacia maestros y profesores. Frente a ellas, la reciente sancionada normativa establece que aquellas personas que agravien o agredan a docentes en el territorio bonaerense serán sancionadas con arrestos de 5 a 30 días o multas.

Sabemos que esta no es la única solución que debemos adoptar ante esta situación, pero sí es un mensaje claro hacia la comunidad educativa y hacia la sociedad en su conjunto, el del resguardo y protección de sus docentes. Ahora, quien sienta la tentación de agredir a un educador sabe que tendrá un castigo.

Queremos que los trabajadores de la educación se sientan protegidos y por eso agradezco profundamente a los legisladores que interpretaron la real dimensión del significado contenido en el proyecto enviado y lo convirtieron en ley. Hay que destacar que la medida tuvo amplia aceptación y fue consensuada con los gremios, con referentes políticos y con todos los sectores de la comunidad educativa.

Uno de los objetivos más importantes de nuestra gestión es realizar un fuerte trabajo cultural para rejerarquizar la labor docente. No es una tarea fácil, pero debemos convencer a los padres de que son un pilar necesario para que la escuela funcione y los mejores aliados para que sus hijos estudien.

El progreso de una Nación se mide a través de su educación. Una sociedad que la valora piensa en su futuro y en el de sus habitantes.

(*) Director General de Cultura y

Educación de la provincia de Buenos Aires.

Comentarios