Policiales
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Prorrogaron la prisión preventiva a una banda de escruchantes

Son cuatro hombres apresados por la PDI hace una semana tras una investigación iniciada en mayo por la fiscal Gisella Paolicelli.

Cuatro integrantes de una banda dedicada a cometer escruches y entraderas en la ciudad, detenidos hace una semana por agentes de la Policía de Investigaciones, continuarán en prisión preventiva por disposición de la jueza Mónica Lamperti. La medida alcanzó a Iván Carlos "Pescadito" M., Gastón Nicolás "Diente" C., Rodrigo R. "Ro-Ro" y Jonathan Ezequiel "Piñón" F., a quienes la fiscal Gisella Paolicelli les endilgó integrar una asociación ilícita y les atribuyó cuatro hechos.

Ayer, tras la reanudación de la audiencia que había pasado a cuarto intermedio el jueves, la jueza Lamperti aceptó el requerimiento de la fiscal y les impuso la prisión preventiva a los cuatro imputados porque "existen suficientes evidencias para incriminarlos". Incluso, un diálogo entre los acusados captado en tiempo real mientras cometían uno de los robos, fue una de esas pruebas. Esas intervenciones telefónicas fueron cuestionadas por el abogado Marcos Cella, defensor de Gastón C., Rodrigo R. y Jonatahn F.

Críticas a la pesquisa. "La investigación no se inició de una manera seria. Comenzó con una información de calle de la PDI que decía que Piñon había conformado una nueva banda. Pero eso no es suficiente para solicitar intervenciones telefónicas y violar la intimidad de las personas. El hecho de que Jonathan F. había sido condenado en un juicio abreviado por escruches no se podía usar como fundamento para escucharlos. La PDI salió de excursión y se encontró con una pared porque no hay delitos", afirmó Cella.

El letrado también objetó el delito de asociación ilícita que les endilgó a sus clientes la fiscal Paolicelli. "Sostuvo que está cumplido uno de los requisitos de la asociación ilícita que es la permanencia en el tiempo, pero en este caso no es así porque F. estuvo detenido. Además (la fiscal) señaló que los imputados integraban una organización para cometer delitos, pero Piñón fue acusado solamente de un hecho. Le imputan esa figura para agravar la situación procesal y entonces los jueces deben dictarle la prisión preventiva en forma innecesaria", sostuvo Cella.

A su vez Leopoldo Monteil, abogado de Iván M., afirmó que "la solicitud de las intervenciones telefónicas carecen de motivación suficiente porque no había delitos que la ameriten. El expediente es tan lábil como la información de calle. La PDI investigó a ciudadanos tenidos como delincuentes".

Con antecedentes. A su turno, la fiscal Paolicelli señaló que "se dieron los requisitos que aseguran la validez de las intervenciones telefónicas. Hubo un informe serio de la PDI previo al pedido de las escuchas en el que se menciona a Piñón, Ro-Ro y Diente. En el informe se mencionó que los cuatro imputados cometían escruches en el centro y macrocentro de la ciudad. También refirió los perfiles de Facebook en los que aparecen los roles de cada uno. Además, cuatro jueces validaron las intervenciones telefónicas".

La responsable de la acusación recordó los antecedentes condenatorios de los cuatro hombres acusados. Iván M. fue sentenciado el 3 de octubre pasado a tres años de ejecución condicional. Jonathan F. recibió una sanción penal de tres años de cárcel por ser parte de una asociación ilícita destinada a cometer escruches. A su vez Rodrigo F. fue condenado mientras que Gastón C. fue sentenciado a a cuatro años en una pena unificada.

Los abogados Cella y Montiel replicaron rechazando el pedido de prisión preventiva requerido por Paolicelli. "No hay elementos de convicción suficientes. A dos de mis clientes se los ve en las imágenes de las cámaras entrando al shopping (Alto Rosario), pero no cometiendo un delito", afirmó el letrado. Cella requiró la libertad de sus defendidos y el pago de una fienza de 20 mil pesos cada uno. El mismo planteo realizó Monteil y en forma subsidiaria que el encierro de su cliente sea por treinta días.

Comentarios