Policiales
Miércoles 01 de Junio de 2016

Prorrogaron la prisión preventiva de dos mujeres por un crimen

Diego Sarjanovic era el gerente financiero de una reconocida empresa de catering de Rosario que desapareció misteriosamente el 4 de septiembre del año pasado.

Diego Sarjanovic era el gerente financiero de una reconocida empresa de catering de Rosario que desapareció misteriosamente el 4 de septiembre del año pasado. Tres días después fue encontrado sin vida, con 67 puñaladas, en un departamento de Moreno al 500. Ese mismo día detuvieron a dos mujeres, madre e hija, mientras huian en auto hacia Mendoza y desde entonces están presas acusadas de homicidio calificado por ensañamiento y codicia. Ayer una jueza penal decidió prorrogar la prisión preventiva de ambas: Virginia Carolina Seguer y su madre, Alicia Fernández, a raíz de que el abogado de ésta requirió nuevas medidas que podrían modficar, según su lectura del caso, la situación procesal de su clienta.

Seguer, de 39 años, y Fernandez, de 59, estuvieron ayer en Tribunales frente a la jueza Hebe Marcogliese. Carolina había quedado comprometida en el crimen desde el momento en que se perdió el rastro de Sarjanovic, quien no llegó al banco de Mitre y Santa Fe donde lo aguardaba un compañero de trabajo. Se la consideró sospechosa porque el entorno de la víctima sabía que ella tenía una deuda económica con él. Y la policía supo del destino de Sarjanovic cuando una hermana de la mujer mostró un correo electrónico donde ella admitía lo ocurrido. Ese mensaje sirvió para que la policía hallara el cuerpo.

Autora material. Virginia quedó imputada ocho meses atrás por la autoría material del crimen. Se sospechaba que Alicia, su madre, la habría ayudado a limpiar el departamento del 5º piso de calle Moreno donde no había ninguna mancha de sangre a simple vista, pero quedaron en evidencia cuando la Policía Científica arrojó luminol (compuesto químico que emite una luz azul donde hubo sangre). Entonces el fiscal Miguel Moreno imputó a Alicia como a su hija.

Una de las evidencias que el responsable de la acusación podría presentar en los próximos días es una pericia contable de cheques y documentación contable encontrada en una oficina de Sarjanovic. Moreno dijo que "la pericia apunta a acreditar que la mujer lo mató para que la víctima no cobrara la deuda. También para sostener la imputación de codicia".

Discordantes. El otro elemento que pondera Moreno es la reconstrucción del suceso. "Lo que está en discusión es la participación o no de Fernández en el hecho", explicó un vocero. Precisamente Nelson Flores, el abogado de Fernández, sostuvo tras la audiencia de ayer que el fiscal "no pudo probar que la mujer haya estado en la escena del hecho". El letrado indicó que pedirá informes a entidades públicas y privadas vinculadas con la deuda económica de su hija con Sarjanovicy también requirió pericias médicas y psicológicas.

Para Flores lo único que relaciona a su clienta con el crimen es que fue detenida al mismo tiempo que su hija. "Cuando ocurrió el hecho ella estaba trabajando en otro lugar", explicó. A su vez, el abogado de Seguer, Leopoldo Monteil, reiteró que su clienta había reconocido la autoría del homicidio pero lo hizo para defenderse de un ataque previo de Sarjanovic.

La otra cuestión que objetó el abogado Flores es que la médica forense que realizó la autopsia no determinó una fecha cierta de la muerte de la víctima. "Dijo que había ocurrido unas 72 horas antes del hallazgo del cuerpo". Además, el letrado señaló que en el informe médico "no se especificó qué tipos de heridas sufrió la víctima".

Finalmente, la jueza Marcogliese decidió que el 30 de junio, cuando venza la prórroga de la prisión preventiva, las dos mujeres serán trasladadas nuevamente a Tribunales para la realización de una nueva audiencia.

Comentarios