Política
Lunes 08 de Agosto de 2016

Prorrogarían la emergencia económica

La Casa Rosada se prepara también para dar batalla en el Congreso por la reforma electoral, cambios en Ganancias y el presupuesto

El gobierno nacional no descarta continuar con la emergencia económica, que se encamina a celebrar sus quince años de existencia, mientras se prepara para dar sus últimas tres grandes batallas en el Congreso: reforma electoral, modificación de Ganancias y presupuesto.

Por lo pronto, el macrismo sólo arriesga a decir que "está en análisis" la continuidad de la emergencia económica, que tanto cuestionó al kirchnerismo.

La medida fue aprobada por primera vez en enero de 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde y tras la caída de la administración del radical Fernando de la Rúa, pero fue prorrogada en octubre de 2015 hasta diciembre de 2017, sin que el oficialismo planteara la posibilidad de su derogación.

El año pasado, el macrista Pablo Tonelli había afirmado que no era "insensata" la decisión de la entonces presidenta Cristina Kirchner de prorrogar la norma contra la crisis porque "la emergencia económica es necesaria en la medida en que no se modifiquen algunas leyes que regulan los servicios públicos".

Frente a la ausencia de esas modificaciones, el presidente Mauricio Macri prepararía el terreno para prorrogar hasta el final de su mandato esa ley que le brinda facultades extraordinarias, como regular el tipo de cambio.

Lo cierto es que los legisladores que hoy militan en el oficialismo y que supieron criticar la delegación de facultades del parlamento deberán frenar su pedido de normalización jurídica.

En lo inmediato, el oficialismo busca juntar fuerza para aprobar la reforma electoral, un tema que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pensaba que tenía consensuado pero que en el primer capítulo del debate parlamentario ya generó ruido dentro del radicalismo, principal socio de Macri en la coalición de gobierno (Cambiemos).

Otro de los proyectos que quiere aprobar este año el oficialismo tiene que ver con la reforma del régimen del impuesto a las ganancias, una vieja promesa de campaña, que estará en la lista de prioridades de la dirigencia sindical tras firmar el certificado de unidad el 22 de agosto próximo.

La intención es llevarla al recinto para que sea ley antes del cierre del período ordinario del Congreso con la misión de aplicarla recién en 2017.

Asimismo, la atención estará puesta en el proyecto de presupuesto, que el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, deberá presentar antes del 30 de septiembre y que marcará el rumbo de la economía para el segundo año de gobierno.

La última conquista del oficialismo en el Congreso fue la aprobación del blanqueo gestado con fórceps en un megaproyecto de recuperación histórica de los jubilados.

Jubilaciones y pensiones aumentarán desde septiembre

El gobierno nacional anunciará en los próximos días el incremento en las jubilaciones y pensiones dispuestas por la ley de movilidad, que comenzará a regir a partir de septiembre.

El beneficio alcanzará a 6,5 millones de jubilados y pensionados, de los cuales alrededor de la mitad perciben menos de 5 mil pesos en la actualidad.

El incremento comenzará a regir desde septiembre, como lo estipula la ley, y oscilaría en un 15 por ciento. Aunque las estimaciones más optimistas esperan que la modificación llegue al 18 por ciento.

La asignación universal por hijo (AUH), que alcanza a unos 8 millones de beneficiarios y que comenzó a implementarse en noviembre de 2009, también se ajustará.

Al respecto, el diputado nacional y ex director de la Ansés, Diego Bossio, sostuvo que los jubilados y beneficios de la AUH deben tener un "aumento excepcional".

Comentarios