La ciudad
Lunes 11 de Julio de 2016

Proponen una ley de mecenazgo atada al impuesto de ingresos brutos

El proyecto del diputado provincial, Rodrigo López Molina, apunta a que el Estado destine un porcentaje no mayor del 5 por ciento del tributo.

Impulsan una ley de promoción cultural, conocida también como mecenazgo, apunta a subvencionar proyectos con un porcentaje del impuesto a los ingresos brutos provincial de las empresas interesadas en promover la música, el teatro, la literatura, las artes visuales y el patrimonio. Se propone que el Estado destine un porcentaje, no mayor del 5 por ciento, del impuesto a los ingresos brutos que tributen las empresas privadas que deseen acompañar un proyecto cultural.

La iniciativa del diputado provincial de Cambiemos, Rodrigo López Molina consiste en un régimen de promoción que busca "generar condiciones aptas para que los proyectos culturales que se presenten cuenten con el apoyo de empresas privadas que aspiren a financiar su realización", explicó el legislador.

El proyecto prevé establece que se considera como potencial patrocinador a todo contribuyente del impuesto a los ingresos brutos. En su articulado, el legislador propone que el 50 por ciento del aporte efectuado por el aportante será considerado a cuenta del tributo correspondiente al ejercicio de su efectivización.

"Queremos un financiamiento mucho más accesible y sencillo para promover la música, el teatro, la literatura, las artes visuales, el patrimonio cultural en general, de modo tal que los proyectos presentados puedan ser subvencionados con un porcentaje del impuesto a los ingresos brutos de aquellas empresas que deseen participar con la organización, la promoción, la selección de iniciativas y el aporte indelegable del Estado", destacó.

"Actualmente no existe en la provincia una ley que integre y regule los nuevos proyectos culturales y que acompañe las nuevas ideas. Son escasas las posibilidades y herramientas de realización que tienen los artistas. Sumado a esto, existe una falta de financiamiento real que hace muy complejo que los artistas puedan concretar sus obras", continuó el referente provincial de Cambiemos.

En este sentido, la iniciativa legislativa del diputado López Molina tiene por objeto brindar instrumentos para que los proyectos puedan ser ejecutados de modo dinámico y sencillo, otorgando al Estado provincial las herramientas de aplicación que las tornen administrativamente efectivas.

Instituto y límites. Los puntos a destacar del proyecto de ley, entre otros, serán que el Estado destine un porcentaje, no mayor del 5 por ciento, del Impuesto a los Ingresos Brutos que tributen las empresas privadas que deseen acompañar un proyecto cultural.

En tanto, los patrocinadores o aportantes no pueden otorgar montos por más del 5 por ciento de la respectiva determinación anual del impuesto a los ingresos brutos del ejercicio anterior al del aportante.

Además, el referente de Cambiemos a nivel provincial plantea promover la creación de un Instituto de Promoción Cultural coordinado por el Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, en el cual se inscribirán los proyectos. "La ciudad Autónoma de Buenos Aires es la única que cuenta con la ley de Mecenazgo desde el año 2009 y lograron avanzar no sólo en el aporte económico y crecimiento, sino en acercamiento a la cultura", garantizó.

"Estamos convencidos que la actualidad nos demanda un compromiso con los artistas que quieren enseñar su arte, que a través de ello se puede educar aún más y que Santa Fe fue y será cuna de grandes personalidades de la cultura que necesitan el acompañamiento de todos", resaltó Roy López Molina.

La iniciativa establece que para acceder al beneficio, el patrocinador o aportantes "deben encontrarse al día con sus obligaciones tributarias para con la provincia e inscribirse previamente en el registro que se creará a tal efecto".

En tanto, los que busquen financiamiento mediante este régimen deberán presentar ante el Instituto de Promoción Cultural —que esta iniciativa prevé crear— un informe del del proyecto a financiar por los patrocinantes, con determinados datos sobre la actividad a desarrollar y estimación de presupuesto. De ser aprobados deberán rendir cuentas.

La autoridad de aplicación tendría un plazo de 60 días hábiles para expedirse por la aceptación o rechazo del proyecto, fundando su decisión.

Para los patrocinadores que obtengan fraudulentamente los beneficios deberán pagar una multa por un valor igual al triple del monto aportado, además de ser responsables civiles y/o penalmente por los daños y prejuicios causados. Tampoco podrán volver a participar del régimen de patrocinio.

A lo largo de los últimos años hubo algunas otras ideas que apuntaron a desarrollar una ley de mecenazgo pero que no prosperó. Algo similar ocurrió a nivel local, que finalmente meses atrás benefició a distintas expresiones culturales a ser exceptuados del derecho de registro e inspección.

Comentarios