Edición Impresa
Sábado 27 de Septiembre de 2014

Proponen crear una escuela terciaria de agroecología

(Por Jorgelina Hiba / La Capital). _ La propuesta se discutió en una jornada del CEA en San Genaro, donde hay una protección del periurbano.

Con la premisa de debatir y proponer otra manera de producir alimentos en las franjas periurbanas de la provincia, el Centro de Educación Agropecuaria (CEA) Nº5 de San Genaro organizó la jornada "Suelo Fundamento de Vida", durante la cual se expuso la necesidad urgente de poner en marcha una escuela terciaria de agroecología para poder avanzar con otro modelo de producción en Santa Fe.

El encuentro, que contó con apoyo de Amsafé y fue el cuarto en su tipo, sirvió para escuchar de primera mano las experiencias de las dos únicas escuelas de agroecología que existen en el país, y también para evaluar el impacto del trabajo en periurbanos que se realiza desde hace seis años en esa localidad. "Si bien todavía no se detecta con claridad lo que puede significar esto desde lo productivo y lo económico, si hay una conciencia en pobladores y productores sobre el tema de la salud, y perciben que lo que se hace es bueno porque no se les fumiga encima", argumentó Ernesto Salto, el director del CEA.

El docente afirmó además que la prioridad numero uno de trabajo que tienen en la actualidad es la apertura de una escuela terciaria para formar técnicos en agroecología, que según estimó debería estar ubicada en San Genaro ya que allí existen "docentes formados, experiencia en el terreno y años de trabajo".

Es que, si se concreta a nivel legislativo la prohibición de fumigar con agroquímicos en las franjas periurbanas de las localidades santafesinas, aparecerá un número muy significativo de hectáreas con enorme potencial de implementar desarrollos fuera de los parámetros establecidos en el modelo productivo pampeano dominante actualmente.

EXPERIENCIA PERIURBANA. San Genaro es una experiencia real y cercana de respeto de una franja periurbana libre de agrotóxicos, con ensayos productivos de cultivos bajo parámetros agroecológicos desde hace ya seis años.

Para evaluar el impacto que esa práctica viene teniendo en pobladores del lugar y productores locales, desde el CEA llevaron adelante una serie de encuestas cuyos resultados volcaron durante la jornada de trabajo.

Para Salto, la gran mayoría de los vecinos de esa localidad ubicada 93 kilómetros al noroeste de Rosario ven las franjas periurbanas como una propuesta favorable.

"Si bien todavía no detectan lo que puede significar desde lo productivo y lo económico, sí hay una conciencia sobre el tema de la salud, y perciben que es bueno porque no se les fumiga encima", argumentó el docente, quien explicó que la pata económica todavía no es muy demostrable a la actual escala de producción.

"Todavía no tenemos producción local importante como para que la gente consuma, tenemos algo de trigo y empezamos a ofrecer harina y alguna panificación, pero se hace a paso de hormiga, todo es muy lento y artesanal por ahora".

Respecto a la percepción de los productores de la zona, Salto resaltó que al igual que pasa con el resto de los pobladores tomaron conciencia de que la aplicación indiscriminada de agroquímicos afecta la salud. En ese sentido recordó que es una localidad chica y que los productores locales son también vecinos de la ciudad, que desde que se comenzó a instalar el tema "sienten con un compromiso para no afectar la salud de la gente".

El mayor ruido por el lado de los productores es que no visualizan, al menos por el momento, que con prácticas agroecológicas también podrían llevar adelante desarrollos rentables.

En relación al apoyo de instituciones oficiales para avanzar con este tipo de iniciativas, Salto afirmó que a nivel local la Municipalidad ha permanecido ajena a la problemática durante los últimos tiempos.

De igual forma, recordó que el CEA depende de la provincia, y que cuenta con el apoyo del Grupo de Estudios Agrarios (GEA) de la facultad de Agronomía de Zavalla y del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Pequeña Agricultura Familiar Región Pampeana (Ipaf).

"Los que estamos en el territorio somos nosotros que articulamos con el resto, pero cuesta que las instituciones locales se involucren, excepto las escuelas cuando hay trabajos puntuales".

OTRA ESCUELA ES POSIBLE. Según relató Salto, director del CEA, esta fue la cuarta edición de las jornadas, que comenzaron a principios de la década del 2000 con la idea de tratar de visibilizar los temas ambientales, que eran bastante abarcativos de lo que pasaba no sólo en la zona sino también en casi todo el país.

Ya en ese momento —contó— aparecían problemas relacionados con los agroquímicos y el modelo productivo: "Empezamos a hacer visible estos temas convocando a diferentes organizaciones".

Durante la jornada, el mensaje mas fuerte fue poder mostrarle tanto a la gente en general como a las autoridades del Ministerio de Educación de Santa Fe que es posible crear una escuela terciaria de agroecología. Por ese motivo, invitaron a las dos únicas experiencias del país que ya existen con esa óptica, que son una en Mendoza y otra en la provincia del Chaco.

Para Salto, la posibilidad de crear una escuela de este tipo en Santa Fe depende en última instancia de una decisión política del gobierno. "Tenemos los docentes formados, la experiencia del periurbano, y un trabajo de años", explicó, para agregar que San Genaro "es la referencia de una contrapropuesta al modelo hegemónico".

"Si no formamos técnicos para trabajar en esta propuesta va a ser muy difícil cambiar el modelo actual", insistió, y se mostró confiado en que más temprano que tarde se promulgue en Santa Fe la ley de resguardo de las franjas periurbanas gracias a la creciente presión social de los pueblos.

"Hay una demanda social porque los efectos de los agrotóxicos sobre la salud son muy demostrables, eso fue señala durante la jornada, hay resultados elocuentes y no existen dudas que es un problema que afecta la salud de la poblaciones pampeanas".

Comentarios