Edición Impresa
Sábado 13 de Octubre de 2012

Promueven cómo ayudar a quienes llevan un bastón blanco

El lunes que viene el Centro de Rehabilitación Luis Braille realizará una actividad de difusión en la plaza Pringles

¿Qué significa el bastón blanco para una persona que no ve? ¿Cómo se la puede ayudar en la calle y en distintas situaciones de la vida cotidiana? ¿Cómo hacer una ciudad y sociedad más inclusiva? Muchos de estos interrogantes serán respondidos el próximo lunes, en la plaza Pringles (Córdoba y Paraguay) que prepara el Centro de Rehabilitación para Personas con Discapacidad Visual Nº 2014 Luis Braille, en conmemoración del Día del Bastón Blanco instituido por Naciones Unidas. La cita es a las 18.

La directora del Centro Braille de Rosario, Mariel Massari, hace la invitación en persona: "Habrá distintas actividades que buscan la concientización y difusión de información referida a la problemática". Explica entonces que "el bastón blanco es en la vida de las personas que no ven, sinónimo de seguridad, independencia, integración social y uno de los pilares fundamentales en que se apoya la rehabilitación y, por lo tanto, la igualdad de posibilidades de este sector de la población".

Bastón verde. Massari diferencia este bastón del verde, implementado para las personas con baja visión y que las ayuda "a resolver algunas situaciones que por su disminución visual no pueden realizar solos".

Pero para saber más e involucrarse, pasado mañana y desde las 18, alumnos del Centro Braille de Rosario, con profesores y profesionales ofrecerán diferentes actividades en la plaza Pringles para invitar —entre otras metas— a entender la importancia de la rehabilitación integral.

"Nuestros alumnos darán una clase abierta de tejido en telar y además, un taller de lectoescritura braille", anticipa la directora y agrega que además se proyectarán videos institucionales, testimonios y se compartirá experiencia del cine con audiodescripción que vienen desarrollando exitosamente en la ciudad.

La docente adelanta que además los integrantes del centro estarán identificados con una camiseta blanca que llevará la inscripción "¿Diferentes?". Según Massari la idea es motivar el debate por la inclusión.

Institución pública. Recuerda que precisamente la inclusión educativa y laboral son objetivos principales que organizan la vida del Centro Braille. Al mismo concurren personas con problemática visual (con ceguera y de baja visión) desde los 15 años en adelante. Fue creado para satisfacer las necesidades producidas en una persona, por la ausencia total o parcial de visión, siendo su principal finalidad habilitar o rehabilitar para su posterior inserción o reinserción activa en la comunidad.

Este centro público y gratuito —depende del Ministerio de Educación de Santa Fe— de rehabilitación se diferencia de la escuela común o especial porque está abierto todo el año, la persona ingresa cuando necesita de este apoyo para un mejor desempeño en la vida de todos los días. Hay que saber que es el único del sur de la provincia y por tanto recibe a alumnos que provienen de Rosario y de otras ciudades, con cada una se traza un plan de trabajo diferente.

Según explica Massari, cada vez hay mayor conciencia respecto de la problemática de las personas con discapacidad visual, "mucho depende del cambio que hacemos las instituciones de abrirnos y de pedir mayor inclusión".

"Todos los políticos, funcionarios y quienes toman decisiones para la sociedad deberían siempre tener presente cada vez que planifican dos perspectivas: la de la inclusión y la de género, eso permitiría que haya lugar para todos en la vida diaria y no tener que estar siempre reclamando un lugar después", concluye Massari con un llamado más que atendible.

Fecha. Hay que saber que la fecha del 15 de octubre se conmemora el Día del Bastón porque fue instituida por las Naciones Unidas a sugerencia de la Unión Mundial de Personas Ciegas.

Quienes impulsan esta concientización recuerdan que algo tan simple como desplazarse, ubicar lugares o llegar a destino, puede volverse complicado para las personas con discapacidad visual. Por eso es necesario utilizar un bastón (blanco para las personas con ceguera, verde para las que tienen baja visión), elemento indispensable de orientación y movilidad cuando existen problemáticas visuales que ponen en juego la independencia, la seguridad y la autonomía.

Comentarios