Ovación
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Promesas: Un pibe para la tropa de Coudet

Emmanuel Ojeda, quien jugó en la selección argentina Sub 20, ya se entrena en Arroyo Seco con la primera de Central.

Uno de los juveniles que está siendo tenido en cuenta por Eduardo Coudet como una de las alternativas en el mediocampo, ya sea para Damián Musto en el puesto de cinco o para Mauricio Martínez, es el volante central Emmanuel Ojeda. Tiene 18 años y nació en Goya (Corrientes) el 5 de noviembre de 1997. Pero cuando tenía 2 años se vino a vivir con su familia a Rosario. "Lo único que tengo de correntino es el DNI", dijo Ojeda quien tiene familiares en Goya y cuando puede se da una vuelta para visitarlos.

—¿En qué equipos jugaste antes de venir a Central?

—Comencé a patear una pelota a los 3 años. Arranqué en un club que se llama Rosario Sur que está jugando en la Liga Ardyti en el fútbol infantil. Allí estuve hasta 2007 cuando tenía 10 años. En 2008 me fui a Provincial, donde jugué el último año de baby. Luego en 2009 me fui un año a Adiur, y jugué en prédecima. Y al año siguiente, en 2010, firmé en Central. Me llevó Walter Palma, hermano de Omar.

—¿Cómo está compuesta tu familia?

—Mi papá se llama Pedro, que también es mi primer nombre. Por eso siempre me dijeron Emmanuel para no confundirse. Mi mamá se llama Paula y tengo dos hermanos: Celeste (15 años) y Renzo (4) que estaba jugando en Adiur.

—¿Qué recuerdos tenés de chico en cuanto al fútbol?

—Muchísimos. Uno siempre está agradecido a la familia por todo el sacrificio que hicieron para que yo pueda jugar al fútbol. Recuerdo que de pibe mi papá me pasaba a buscar por la República de Bolivia, donde hice la primaria, y en esa época andaba en bicicleta. Y a pesar de no tener auto me pasaba a buscar y me llevaba a practicar todas las tardes hasta el country de Provincial.

—¿Ya pudiste terminar con los estudios?

—Estaba estudiando en la Zona Parque. Terminé 4º año pero me falta 5º, ya que empezaron a citarme a la selección y tuve que dejar porque se me complicaba con los tiempos.

—¿Qué clase de jugador sos?

—Me gusta presionar, correr bastante y jugar rápido a uno o dos toques. Me falta un poco mejorar con la zurda, que es mi pierna inhábil. Por eso todos los días entreno en este aspecto.

—¿Te sentís más cómodo de 5 o de doble 5?

—Comencé jugando de chico, tanto en novena como en octava, como cinco de contención. Ya en séptima con Daniel Moscetta lo hice como doble cinco y me solté un poco más. Moscetta me dio mucha seguridad y también fue quien me dio la posibilidad de jugar en el seleccionado de la Rosarina. Me siento cómodo en ambas posiciones. Me falta un poco animarme a pegarle al arco más de afuera del área, porque generalmente trato de abastecer al compañero mejor ubicado.

—¿Cuáles son tus objetivos para el segundo semestre de este año?

—Afianzarme en reserva y poder jugar algunos partidos en primera. Tanto Leo Fernández, a quien tuve en 5ª y ahora en reserva, como Coudet me hablan bastante. El Chacho me hace sentir uno más del plantel y para mí eso no tiene precio.

—¿Te quedaste con ganas de jugar los clásicos jugados por la Copa Santa Fe?

—Sí. La verdad es que fue una sensación muy extraña. Porque por un lado estaba muy contento por mi convocatoria al Sub 20 pero por el otro estaba muy triste por no poder jugar estos partidos. Me avisaron un día antes que tenía que ir a la selección.

Siguió los clásicos junto a Guido Vadalá

—¿Estando en España pudiste ver los clásicos?

   —Me junté con Guido Vadalá, que es rosarino y también hincha de Central, con quien jugué en el baby en Provincial. Guido puso en su celular el partido y lo vimos por ahí. El primero no lo pudimos ver mucho porque justo nos coincidió con un partido que teníamos que jugar con la selección. Pero la revancha sí. Y en los penales lo teníamos a Gastón Del Castillo (hermano del Kun Sergio Agüero) que mientras nosotros estábamos muy tensos por la definición te tiraba una bromita.

   —¿Terminaste con mucha bronca?

   —La verdad que sí. Por un lado, por Malcon (Pilone) que erró el penal y es mi compañero. Y también un poco por la forma del festejo de ellos. Me molestó mucho como hincha y como jugador, ya que creo que se pasaron un poco de la raya.

Fue dos veces al banco de suplentes y no entró

Emmanuel Ojeda todavía no pudo debutar en primera. Solamente fue al banco sin ingresar ante Quilmes el torneo pasado y en la Copa Argentina contra Villa Mitre. Lleva 118 partidos en inferiores de AFA entre 9ª y 4ª, y 6 en reserva. Marcó 8 goles.

Comentarios