Ovación
Jueves 17 de Noviembre de 2016

Promesa de gran show

Rosario presentó ayer la cita que se correrá en el Fangio y que genera el mayor espectáculo en el mundo

Cada vez falta menos para escuchar el sonido de esas bestias montadas sobre carrocerías de calle. El Rallycross FIA ya es una realidad. Ayer se hizo oficialmente el lanzamiento de la 12ª y última fecha del año del campeonato mundial en el salón Carrasco del Palacio Municipal. Rosario tendrá el privilegio por segundo año consecutivo de ser anfitrión del gran premio coronación, que a su vez será la única cita que se correrá en Latinoamérica. La organización ya trabaja en el Juan Manuel Fangio para darle forma y vida al trazado de cara a la carrera que se disputará el próximo 26 y 27. La ciudad comienza a vivir una cita imperdible por el nivel deportivo y los grandes nombres de pilotos que estarán en breve en la pista.

   Con la presencia de Carlos García Remohí (directivo del Automóvil Club Argentino), Gustavo Leone (secretario de Gobierno de la Municipalidad), Alejandro Levy (titular del Rallycross argentino), Mauricio Malano (presidente del autódromo local) y David Eli, miembro de la empresa organizadora, se presentó ayer al mediodía la competencia internacional que visitará nuestra ciudad en escasos días.

   Cada uno de los protagonistas hizo eje en diversos temas relacionados con la importancia de lo que significará para la región la presencia de esta disciplina. Los tuercas tendrán la gran oportunidad de ver bien de cerca a los autos que pueden acelerar de 0 a 100 km en sólo 1,9 segundo. También tener al alcance de la mano a grandísimos conductores como el multicampeón de WRC, el francés Sebastien Loeb (Peugeot 208) y el bicampeón Petter Solberg (Citroen DS3), quien el año pasado fue el más mimado por el público merced a su carisma.

   También estará por primera vez el estadounidense Ken Block a bordo del Ford Fiesta. Claro que esta vez no deleitará al mundo a través de un video específico sino que estará en pista buscando dar el batacazo ante otros grandes pilotos que buscarán inscribir su nombre entre los selectos ganadores que ofrece esta especial y particular disciplina, que exhibe un trazado donde el asfalto y la tierra conforman el dibujo de la pista cerrada.

   Sólo resta ir contando los días para poder dar el presente en el autódromo, que ya está luciendo acorde a las exigencias y normas FIA.

   Para la ciudad no será un fin de semana más el que viene. El sábado 26 y domingo 27, Rosario le abrirá nuevamente sus cálidos brazos a la última fecha de la tercera temporada de la especialidad que está generando el mayor espectáculo en el mundo. Sin dudas, será una ocasión para disfrutar el show en vivo.

Comentarios