Edición Impresa
Sábado 03 de Octubre de 2009

Programa de alfabetización "Yo, sí puedo"

El 30 de marzo de 2005, cuando Carola Nin era ministra de Educación de Santa Fe, la provincia firmó un convenio por dos años con Cuba para implementar el Programa de Alfabetización "Yo, sí puedo". De manera general, el plan consiste en alfabetizar en un plazo de tres meses, a través de clases diseñadas en videos y acompañadas con cartillas de ejercitación, a la población adulta más postergada.

El 30 de marzo de 2005, cuando Carola Nin era ministra de Educación de Santa Fe, la provincia firmó un convenio por dos años con Cuba para implementar el Programa de Alfabetización "Yo, sí puedo". De manera general, el plan consiste en alfabetizar en un plazo de tres meses, a través de clases diseñadas en videos y acompañadas con cartillas de ejercitación, a la población adulta más postergada. En Santa Fe, se centró en los departamentos del norte: 9 de Julio, Garay, General Obligado y Vera. La aplicación del plan fue promulgada por la legislatura santafesina en septiembre de 2005.

El programa cubano ya había desembarcado en la Argentina en 2003, y se extendió por distintas jurisdicciones. Sin embargo, Santa Fe se convirtió en la única en hacerlo oficial. Hacia fin de 2005, los dos cubanos alfabetizadores que llegaron para asesorar y monitorear el proyecto contabilizaban 450 graduados y hacia mediados de 2006 unos mil. La coincidencia de los observadores del momento pasaba por calificar al método de "eficaz y rápido".

El "Yo, sí puedo" trabaja con alfabetizadores voluntarios. Muchos municipios y comunas santafesinos se sumaron a este proyecto creado por el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (Iplac) de Cuba. Además de la Argentina se implementó en otros países latinoamericanos (continúa en vigencia) además de Nueva Zelanda y Africa.

Para trabajar, el plan se organiza según los horarios posibles de los participantes, en los lugares más cercanos y de mayor pertenencia a los mismos. Por ejemplo, iglesias, comedores, bibliotecas, clubes, vecinales y escuelas.

La implementación del "Yo, sí puedo" (premiado por la Unesco) llegó a su fin en 2007 cuando se cumplieron los plazos del acuerdo. También en coincidencia con el arribo de la nueva gestión al gobierno provincial.

Comentarios