Edición Impresa
Sábado 09 de Octubre de 2010

Profesionales de la salud piden más atención a su labor

Profesionales que integran los equipos que trabajan en la integración de chicos con necesidades educativas especiales aseguran que “no dan abasto para cubrir la demanda actual de las escuelas”. Reclaman que se implemente la ley Nº 11.614 aprobada en 1998 pero nunca reglamentada y afirman que han intentado tener una reunión con la directora provincial de Educación Especial, María Elena Festa, pero hasta ahora sin éxito.

Profesionales que integran los equipos que trabajan en la integración de chicos con necesidades educativas especiales aseguran que “no dan abasto para cubrir la demanda actual de las escuelas”. Reclaman que se implemente la ley Nº 11.614 aprobada en 1998 pero nunca reglamentada y afirman que han intentado tener una reunión con la directora provincial de Educación Especial, María Elena Festa, pero hasta ahora sin éxito.

María del Luján Di María es fonoaudióloga de la Escuela Especial Nº 2.006. Con angustia describe el trabajo que hacen los profesionales que integran los equipos interdisciplinarios de las escuelas especiales. “No sólo trabajamos en estas instituciones, sino también con las escuelas comunes, siempre en proyectos de integración”, cuenta en representación de un grupo de especialistas que forman parte de distintos colegios profesionales.

Trabajo con las familias

Asegura que hay gran preocupación porque “no alcanzan a cubrir las demandas escolares”. Son médicos, psicólogos, fonoaudiólogos, psicopedagogos y trabajadores sociales que no sólo se desempeñan con niños con necesidades educativas especiales, sino con las familias y las instituciones oficiales.

Consideran que la inclusión no se está atendiendo en su real dimensión, que “las escuelas hacen lo que pueden”, que “muchas no están preparadas para integrar”, y que las que lo hacen “carecen de apoyo suficiente”. De esta manera, señalan que no sólo hacen falta más cargos para cubrir estas necesidades, sino además “jerarquizar esta tarea” que suma salud a la educación.

De allí que uno de los pedidos que vienen realizando es que se considere —como lo establece la normativa— una supervisión específica para su labor. “Si los profesores de educación física o de música tienen sus propios supervisores, por qué no los vamos a tener nosotros que también trabajamos en un campo específico”, se pregunta María del Luján Di María para recordar que su tarea al igual que la de los demás profesionales es supervisada por personal docente.

Por su parte, la fonoaudióloga Viviana Pappaseit recuerda que desde hace un año intentan compartir esta preocupación con la directora provincial de Educación Especial, María Elena Festa, pero sin respuesta. “Ya hace un año que pedimos audiencia, pero nunca nos respondieron”, dijo Pappaseit.

La educadora Pappaseit recordó que los integrantes de los distintos colegios de profesionales volverán a reunirse el miércoles 20 de octubre, a las 8.30, en la Escuela Especial Nº 2.081.
 

Comentarios