Economía
Jueves 15 de Septiembre de 2016

Productores entregaron 20 mil kilos de verduras como protesta

Regalaron su producción en Plaza de Mayo en reclamo al acceso a la tierra. El ministro de Agroindustria los mandó a vender a la feria

Familias enroladas en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) regalaron ayer 20 mil kilos de verdura en protesta por sus "condiciones de vida" y en defensa de las economías regionales, mientras el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, les recomendó irse a vender sus productos a la "feria".

Una larga fila con cientos de personas hicieron cola en la Plaza de Mayo para llevarse algunas lechugas, puerros y apios que productores regalaban en ese histórico paseo, en una jornada que por momentos se descontroló por la avidez del público.

Antes del denominado "verdurazo", los trabajadores presentaron en el Congreso un proyecto de ley para crear un fondo fiduciario destinado al otorgamiento de créditos que posibiliten la compra de tierra a pequeños productores.

Luego se fueron con sus camiones a la Plaza de Mayo, donde ya primaba el antecedente de los productores patagónicos que repartieron 10 toneladas de peras y manzanas también en protesta por la situación de la actividad.

Ministro crítico. El ministro de Agroindustria, Buryaile, cuestionó la medida realizada por los productores, y manifestó: "Nunca me pidieron una reunión". Ofuscado, también les recomendó a los manifestantes que "en lugar de regalar en Plaza de Mayo vayan a vender a la feria" su producción.

Desde las 11 de ayer, más de 2.000 pequeños productores afiliados a la UTT realizaron la protesta con el objetivo de "poner de manifiesto el problema" de la falta de tierras para el cultivo de hortalizas y la escasa rentabilidad de lo producido, sobre todo por la política del Ejecutivo nacional de abrir las importaciones de frutas y verduras.

Los trabajadores manifestaron que así como pagan el alquiler, podrían abonar un crédito y avanzar en "dignidad, arraigo y una mejor calidad de vida para nuestras familias", según le decían a la gente que se agolpó y que en oportunidades se subía a los camiones para obtener alguna verdura.

Para los productores, hay mucho territorio concentrado en pocas manos y miles de pequeños trabajadores del agro sin tierra y campesinos que pueden ser desalojados por los propietarios.

"Debemos comenzar a hablar de reforma agraria para llegar a una soberanía alimentaria", analizaron ante el público y la prensa que se acercó a la plaza.

En un comunicado de la UTT, se indicó que una "gran mayoría de los pequeños productores no somos dueños de la tierra en la que vivimos y producimos, siendo esclavos de alquileres desregulados y de incertidumbre constante".

"Tenemos que ayudar a visibilizar el drama de estos productores, es hora de que el gobierno corrija los problemas en la cadena de producción argentina que hace que quienes realmente trabajan estén en peores condiciones", sostuvo Adriana, una maestra jubilada de 58 años, que esperó más de tres horas con su carrito de compras.

Comentarios