Política
Jueves 02 de Junio de 2016

Procesaron a Echegaray por falso testimonio y violación del secreto tras una denuncia de Prat Gay

El juez Bonadio procesó al exdirector de la AFIP, lo que abre la posibilidad de que sea removido de la conducción de la Auditoría General de la Nación.

El juez federal Claudio Bonadio procesó hoy al exdirector de la AFIP Ricardo Echegaray por falso testimonio y violación de secreto en una causa que le inició el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, situación que abrió la posibilidad de que sea removido de la conducción de la Auditoría General de la Nación (AGN).
Se trata de una denuncia realizada en 2014 por Prat Gay, quien fue involucrado por Echegaray en una conferencia de prensa del 27 de noviembre de ese año, cuando lo acusó de ser un facilitador de maniobras de evasión.
Echegaray hacía referencia a una cuenta en el HSBC Private Bank de Suiza, propiedad de la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat, luego de que un exempleado de dicha entidad revelara un enorme listado de personalidades mundiales que habrían evadido impuestos al no declarar sus bienes en el exterior.
El exempleado informático del HSBC, de nombre Hervé Falciani, había copiado ilegalmente datos de clientes de esa entidad, que habrían evadido el pago de impuestos al radicar sus bienes en el exterior.
En septiembre de 2014, Echegaray mantuvo una reunión con la Administración Tributaria francesa, a cargo entonces de Oliver Sivieude, y le fue entregada información financiera y bancaria referida a nacionales y/o contribuyentes argentinos, vinculada a las investigaciones por evasión fiscal y lavado de activos tramitadas en ese país contra el HSBC.
Con la información en mano, el exdirector de AFIP impulsó la presentación de una denuncia en un juzgado en lo penal Tributario, que aún está en curso, en donde denunció la existencia de una asociación ilícita fiscal para promover la evasión y ayudar a contribuyentes argentinos a evadir sus impuestos.
Tras la denuncia y las declaraciones públicas hechas por Echegaray, Prat Gay afirmó que no tuvo vinculación con los directivos del HSBC ni la entidad, y que fue apoderado de Lacroze de Fortabat, quien le concedió un poder limitado de administración para actuar en su nombre ante el HSBC Private Bank de Suiza.
Bonadio determinó en la causa que la cuenta bancaria en cuestión estaba declarada en 2006 por Lacroze de Fortabat, y no había existido evasión.
"A esta altura que en el trámite de la causa en el Juzgado Penal Tributario no se han hallado elementos que permitan sostener la imputación del aquí querellante, no solo porque la cuenta en cuestión se hallaba declarada en la Argentina sino en especial porque no ha sido dispuesto su llamado a indagatoria ni lo ha solicitado tampoco el Fiscal, pese a que si lo ha hecho en muchos otros casos de las mismas actuaciones", argumentó.
Para el juez, la información divulgada por Echegaray "merecía cuanto menos de alguna mínima corroboración, que resultaba por demás sencilla, máxime si a ello se le suma lo alegado por Prat Gay en cuanto a que ser apoderado de una persona física con nombre y apellido, en una cuenta radicada en el exterior, sin terceras personas ni empresas interpuestas, no permite siquiera presumir un proceder ilegal en su accionar, por tratarse de una operatoria transparente y plenamente lícita".
Con este procesamiento se abrió la posibilidad de que el auditor general de Nación sea desplazado de su cargo, ya que quien ocupe ese puesto no puede tener causas en su contra: para la remoción se necesita que el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, y la vicepresidenta Gabriela Michetti firmen cada uno una resolución para desplazarlo de su puesto.

Comentarios